Olvida Congreso a los Adultos Mayores

Escrito por  Esthela Damián Peralta Ago 30, 2017

El pasado 28 de agosto se celebró en México el Día del Adulto Mayor, un sector que desafortunadamente ha permanecido en el olvido de nuestros legisladores federales.

Resulta preocupante que el Congreso de la Unión mantenga en el congelador 74 iniciativas desde 2009 y cuyos temas están relacionados con el fortalecimiento en la atención de la población de los adultos mayores, así como sus derechos; aunque de éstas sólo cuatro han sido publicadas en el Diario Oficial de la Federación.

De acuerdo con el estudio Adultos mayores. Análisis Integral de su Situación Jurídica en México, elaborado por la Dirección General de Servicios de Documentación, Información y Análisis (Sedia) de la Cámara baja, 15 de las iniciativas han sido retornadas, 15 se encuentran en comisiones de la Cámara de Diputados, 10 en comisiones de la Cámara de Senadores, 12 han sido desechadas y 11 han sido retiradas.

En dicho análisis se reconoce que México vive un proceso de envejecimiento acelerado que afectará, a mediano y largo plazo, a la población por la actualización del marco jurídico y políticas públicas para atender a la población de la tercera edad.

Entre los temas de las iniciativas que están en el congelador destacan nuevos conceptos y definiciones como los de albergue, asilo o casa hogar, residencia o centro de día donde se les brinda atención, así como reconocer a la geriatría como una especialización.

Destacó que también se llegó a plantear el impulso de estímulos fiscales y de otra índole para quien contratara a adultos de 60 años y darles acceso a las tecnologías de la información y comunicaciones.

Además de reformas para dar protección contra el maltrato, tipificar como delito el abandono de esta población y crear la Procuraduría para la Defensa de las Personas Adultas Mayores.

Las actuales condiciones y el incremento de personas mayores requieren especial atención para que se puedan cubrir sus necesidades, que no están en la legislación actual, pues el diseño de políticas públicas en materia de adultos mayores no es propio de la época actual.

Proyecciones del Consejo Nacional de Población (Conapo), advierten que la población menor de 16 años disminuirá de 33.9 millones de personas a 32.7 millones en 2020 y 28.9 millones en 2050; mientras que el grupo de adultos mayores, de 65 años y más, aumentará su tamaño de 7.1 millones en 2010 a 9.8 millones en 2020 y 23.1 millones en 2050.

Urge elaborar una nueva legislación en el tema, así como establecer políticas públicas y acciones para atender situaciones propias de los adultos mayores.

Y es que en México ya hay más adultos mayores de 60 años que niños menores de cuatro, lo que en términos de salud representa un desafío para el país, porque una cuarta parte de los primeros vive con alguna discapacidad provocada por enfermedades crónicas, mientras 5 por ciento depende por completo de un cuidador.

De acuerdo con información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, en 2015, 10.4 por ciento de la población tenía más de 60 años, lo que equivale a 11.6 millones de individuos, mientras los niños de cero a cuatro años eran 10.5 millones.

El sector de los adultos mayores seguirá creciendo en el país, y según las previsiones del Consejo Nacional de Población, en 2050 representará 21.5 por ciento de los habitantes en general.

Especialistas aseguran que el país aún está a tiempo de lograr que las personas alcancen un envejecimiento saludable. Actualmente, más de la mitad de ese grupo está sano y sin discapacidad alguna, lo que se debe aprovechar para que esta tendencia siga e incluso se incremente en los próximos años.

Para ello se requiere fortalecer las medidas de prevención y control de enfermedades en las personas que aún son jóvenes. Los expertos han planteado ésta y otras ideas en la propuesta para un plan de acción en envejecimiento y salud.

Advierten también que 7 por ciento de los adultos jóvenes, de entre 40 y 59 años, tienen cinco o más enfermedades simultáneamente, las cuales, de no hacer nada, evolucionarán hasta generar un daño funcional severo.

Cabe destacar que el proceso de envejecimiento es desigual en el país. Los estados con una población de adultos mayores más grandes son la Ciudad de México, el estado de México y Veracruz. Y los que tienen población más joven son Baja California Sur, Colima y Campeche. n