Propuestas y bla bla bla

Escrito por  Javier Soriano Guerrero Mar 11, 2018

Este viernes pasado, los candidatos presidenciales de las coaliciones Juntos Haremos Historia (Morena, PT y PES), Andrés Manuel López Obrador Por México al Frente (PAN, PRD y MC), Ricardo Anaya; y Todos por México (PRI, PVEM y Panal), José Antonio Meade Kuribreña, presentaron algunas de sus propuestas a los banqueros reunidos en este puerto, en la 81 Convención Bancaria.

Según las reseñas periodísticas, Meade fue el que recibió la mayor cantidad de aplausos, ¿por qué será? Tal vez porque fue secretario de Hacienda y era el más conocido por los banqueros, o tal vez así era la consigna.

Pero grosso modo veamos qué tanto dijo cada candidato y qué tanto es creíble su propuesta.

AMLO. Prometió no confiscar bienes ni realizar expropiaciones o nacionalizaciones; apoyará a la Banca y a la iniciativa privada. Planteó que a mediano plazo combatirá la corrupción que tanto daño hace al país y a sus habitantes.

Lo que resaltó en su discurso es que espera que las elecciones sean libres y limpias, que no se cometa fraude, porque, advirtió, quien suelte el tigre que lo amarre, pues después de las elecciones o se va a Palacio Nacional o a Palenque, Chiapas, a su rancho, y no frenará el descontento popular, en caso de fraude.

Las primeras declaraciones de AMLO fueron para crear confianza en los señores del dinero: si gana no teman que se atente en contra de sus bienes, que habrá certeza jurídica en la propiedad, igualmente en las inversiones de la iniciativa privada. Con la confianza de que encabeza las preferencias del voto en los sondeos realizados hasta la fecha, pide que no se cometa fraude para imponer al ganador de la carrera presidencial, porque nadie parará al tigre que se soltará. Ojalá no sea un tigre de papel, como decían los chinos.

Meade. Fue cuestionado sobre la honorabilidad del principal partido que lo postula, el PRI. A lo que respondió que ningún partido tiene el monopolio de la virtud o de la falta de ella; que el que va a contender como candidato es él, y él tiene la calidad para ver a la gente a la cara porque siempre ha actuado con honorabilidad.

Propuso cuatro ejes para el combate a la delincuencia: ver el tema de las armas que portan la delincuencia; establecer mecanismos para decomisar los recursos financieros de los delincuentes; mejorar las condiciones laborales y sociales de los policías y homologar los delitos en los estados para que los infractores a la ley puedan ser perseguidos más allá de los límites entre entidades.

Remató diciendo: que, si falla, me metan a la cárcel a mí.

Y ¿sobre la corrupción? No hizo mucha mención del tema, por lo visto, así que no nos hagamos ilusiones que la va a combatir. De las demás propuestas, los cuatro ejes para combatir la delincuencia, si él ya fue muchos años parte del gobierno, por qué no hizo esos planteamientos cuando fue funcionario. O tal vez es otra promesa de campaña que no se piensa cumplir, como otras.

Según las notas periodísticas, fue el candidato más aplaudido de los tres. Ya sabemos por qué.

Anaya. Dijo que en estas votaciones se elegirá entre el continuismo o el cambio, pero un cambio inteligente, con visión de futuro, como el que propone él, no un cambio “mesiánico” que pretende dar marcha atrás a las reformas estructurales. Que no porque llegue un “iluminado” a la Presidencia la corrupción se va a acabar de golpe. Advierte que la estabilidad macroeconómica y otros beneficios alcanzados por la sociedad se pueden perder. Acusó que el gobierno federal utiliza a la PGR en su contra, y que se ha convertido en la casa de campaña del PRI. Resaltó que el combate a la corrupción es el problema número uno en el país. El segundo, el combate a la pobreza y la desigualdad.

En el aspecto político, descarta que los problemas del PRD en Guerrero lo lleguen a afectar en las elecciones del mes de julio, confía que la coalición que él encabeza obtenga el triunfo en los comicios.

Para empezar, debería aclarar totalmente el delito de lavado de dinero del que lo acusan, y por el que está en contra de que la PGR lo investigue. Si no tiene cola que le pisen que lo demuestre jurídicamente ante las autoridades que lo acusan. Sobre su propuesta de “cambio inteligente” habría que ver qué tan inteligente es, pues no la explicó a detalle.

Sobre el combate a la corrupción y la pobreza le faltó decir cómo le va a hacer.

En el tema del PRD en Guerrero, parece que no está enterado de las últimas deserciones que se han dado en ese partido, porque parece que está quedando el puro cascarón, y con eso, nadie gana.

Ahora bien, este es el panorama actual en la parte de las intercampañas. Las campañas formales empiezan el 30 de este mes, esperemos que sean más las propuestas que se escuchen de los candidatos, y menos, los ataques sin fundamento en contra de los adversarios.

Ojalá, y para bien de todos, que no se despierte el tigre que todos traemos dentro, ni al Guerrero bronco que tiene tiempo en paz. n