Condenable apología del delito de Ricardo Alemán

Escrito por  Esthela Damián Peralta May 09, 2018

El pasado fin de semana, los focos rojos se encendieron en el actual proceso electoral debido a un retuit del periodista Ricardo Alemán con el mensaje “Les hablan” y que decía: “A John Lennon lo mató un fan. A Versace lo mató un fan. A Selena la mató un fan. A ver a qué hora, chairos”, en referencia a los simpatizantes del candidato presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador.

La reacción en Twitter en contra de este mensaje no se hizo esperar. El hashtag #NoAlPeriodismoSicario se convirtió en trending topic nacional y mundial. Con más de 120 mil reproducciones, el nombre del colaborador de Televisa y de Milenio Diario alcanzó las 90 mil menciones, la enorme mayoría condenando el llamado a la violencia y al homicidio político.

Más tarde, en un comunicado, la empresa de Emilio Azcárraga dio por terminada su relación laboral con el periodista, igual que el Canal Once.

La empresa televisiva rechazó cualquier expresión que incite o avale la violencia. Ante la ausencia de una condena explícita, dijo estar obligada a dar por terminada la relación laboral con el comunicador. Se dijo comprometida con la libertad de expresión y recalcó las responsabilidades que conlleva esa libertad y esa labor.

Reconoció que Ricardo Alemán difundió un mensaje de un tercero que induce a la violencia.

Además de terminar su relación laboral con Noticieros Televisa, también se anunció el final de las emisiones del programa “La Mudanza” que Ricardo Alemán conducía en Foro TV. El propio Ricardo Alemán fue el que informó que fue despedido de Canal Once, aunque esa empresa no lo ha dado a conocer públicamente.

Cerca de 35 mil personas firmaron una petición en Change.org que exige que todos los medios que tienen contratado a Alemán lo despidan.

Minutos después del anuncio, el especialista en medios Gabriel Sosa Plata afirmó que un periodista ético, responsable, profesional, lo es en los medios que labora como en las redes sociodigitales. Ciertamente no es ni debe ser algo difícil, pero hay quienes piensan que son dos mundos distintos. Hoy se tuvo un ejemplo que no es así. Por su parte, el analista Alejandro Hope escribió: Aplauso. Falta Milenio.

Poco antes de que el mismo Alemán compartiera que Canal Once lo había despedido, el ex fiscal de la Fepade Santiago Nieto expuso que con el despido de Televisa no debe terminar este, sino que deben investigarse los pagos que recibió del gobierno federal este sexenio, ya que se toman decisiones y se deben asumir las consecuencias. Se llama rendición de cuentas.

Miles de personas, entre ellas intelectuales y periodistas críticos con López Obrador, exigen a Twitter suspender su cuenta, y a las empresas de medios en donde trabaja que sea despedido. La petición en Change.org junta firmas para ambos propósitos. Exigieron a medios como Foro TV, Milenio, OnceTV e Imagen Radio, que tomaran medidas por hablar de un posible crimen en contra de López Obrador.

A esto, el presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova, aseguró que no se puede buscar eliminar a los opositores a lo largo de las campañas rumbo a los comicios del próximo 1 de julio.

Señaló que es responsabilidad de todos cuidar la elección. El tono y la rispidez del debate democrático debe por supuesto sumar a las estrategias electorales, pero no puede buscar eliminar a los opositores. Pasada la elección mayorías y minorías unas y otras se van a necesitar mutuamente.

Dijo que en la lógica de ganar en la contienda electoral no se pueden echar por la borda 30 años de avances democráticos a cambio de una visión pragmática basada en el resultado electoral.

Por otro lado, Ricardo Alemán fue denunciado ante la Procuraduría General de la República (PGR) por el abogado Ricardo Peralta, candidato a Fiscal Anticorrupción, quien lo acusó de “hacer apología del delito de homicidio”, es decir, quien promueva la comisión de un delito y si se llega a cometer tiene una responsabilidad penal.

Asimismo, dejó en claro que la intención no fue dañar a Alemán, sino dar un duro golpe a la impunidad. Que las personas que utilizan redes sociales, que tienen la responsabilidad atrás de un micrófono, de una pluma, sean responsables de lo que difunden.

México no está en condiciones de tener más actos de violencia y si Ricardo Alemán tiene una responsabilidad legal, debe ser la PGR y, eventualmente, un juez quien lo defina.

Detalló que el acto de Ricardo Alemán constituye una infracción menor que se sanciona con cinco a 180 días de trabajo en favor de la comunidad. No obstante, aclaró que si los dichos se convirtieran en un homicidio podría alcanzar una pena de hasta 50 años de prisión por azuzar a la gente.

Finalmente, mencionó que la denuncia es para dejar un precedente de que el uso irresponsable de los medios de comunicación y, en este caso, de una red social, por quienes son considerados líderes de opinión, no pueden incitar al odio y a la violencia. n