La Jornada Guerrero - Elementos filtrados por fecha: Lunes, 22 Enero 2018

Se seguirá trabajando con el encargado de despacho de la Secretaría General porteña

El tema ya se está analizando en el GCA para reforzar y reordenar la vigilancia en la zona, indica


El comandante del 56 batallón de infantería, Mario Vega Hernández, reconoció que aumentaron los hechos delictivos en la zona turística, pero afirmó que ya se reforzó la vigilancia. 

En declaraciones a reporteros luego de asistir a la ceremonia de Lunes de Bandera en el Palacio Municipal, indicó que desde hace una semana han estado ocurriendo hechos violentos en el área turística que comprende de Caleta al asta bandera. 

Abundó que el tema ya se está analizando en el Grupo de Coordinación Acapulco, para que sea reordenado el despliegue de seguridad. “Sabemos que son situaciones lamentables que siempre pasarán; sin embargo, estamos haciendo las modificaciones correspondientes para poder actuar”. 

Sobre la cantidad de efectivos que vigilan Acapulco, explicó que cada batallón consta de 500 militares y en el municipio hay 3, por lo que en total hay alrededor de mil 500 efectivos del Ejército, más los de las corporaciones policiacas.

“Se sigue trabajando, el batallón ubicado en Llano Largo sigue haciendo recorridos y aparte del batallón de Policía Militar vigilando la Costera, más un regimiento de artillería y una unidad externa que se encuentran otorgando seguridad a 223 escuelas”. 

A pregunta expresa, el comandante aseguró que se seguirá trabajando de manera coordinada con el encargado de despacho de la Secretaría General del ayuntamiento, Octavio Olea Apátiga, luego de que renunciara el titular de la dependencia y vocero del Grupo de Coordinación Acapulco, Daniel Meza Loeza 

Publicado en Sociedad y Justicia

La distribución está cancelada y por la escasez se ha elevado el precio del refresco

Fueron cesados “casi sin derecho a nada”, y la bodega permanece cerrada desde hace una semana


Pungarabato, 22 de enero. Sin que liquide a los trabajadores que despidieron, una semana cumple la bodega de Coca-Cola en la cabecera de este municipio, de haber cerrado sus puertas y cancelado la distribución de sus productos en la Tierra Caliente, ante la imposibilidad de que los camiones que vienen de la embotelladora de Morelos, puedan pasar por Teloloapan, debido a la presunta enemistad entre grupos armados, explicaron. De acuerdo a Helidoro Sánchez, uno de los casi 100 empleados despedidos, han intentado pedir su finiquito al grupo Fomento Económico Mexicano SA de CV (Femsa) Coca-Cola de Ciudad Altamirano, sin éxito.

En las instalaciones sólo se encuentra un guardia que no permite la entrada a nadie, y al fondo de la enorme explanada, la flotilla de camiones que distribuían el producto a los diferentes municipios. 

Los trabajadores están en una situación muy complicada, dijeron, pues fueron despedidos “casi sin derecho a nada”, y en estos momentos la región calentana atraviesa por una situación muy severa, como lo dijo en su oportunidad el ex dirigente del comité municipal priísta, Jesús Martínez Velázquez, quien propuso que la Tierra Caliente sea declarada zona de alta marginación, pues era tan profunda la pobreza, que deberían trabajar los congresistas sobre el tema. 

La señora de la entrada, vende tortas y refrescos desde hace tantos años que “ya ni me acuerdo”, explicó, y se dio cuenta cuando en Ciudad Altamirano era una embotelladora de la Coca- Cola, y había muchos empleados “como 250 o no sé”, trabajar en la empresa era entonces, casi subir un estrato social, para luego convertirse en sólo una bodega. 

Por problemas de inseguridad pública, la sucursal de la Coca- Cola, pasó de ser embotelladora a bodega, explicó el ex presidente municipal, Víctor Adolfo Mojica Wences, “se descontroló todo y los grupos delincuenciales se salieron del huacal como se dice, y provocaron muchos males y la caída de la economía”. 

Publicado en Sociedad y Justicia

La Federación debe tomar medidas, apremia Lluvia Flores


Ometepec, 22 de enero. La diputada federal perredista Lluvia Flores en su visita a la comunidad amuzga de Cochoapa del municipio de Ometepec, dijo que, al gobernador Héctor Astudillo Flores le quedó corto el tema de seguridad y por ello se le ha exhortado al gobierno federal, “a que mande un delegado en seguridad, porque al parecer al gobernador le quedó corto el tema, no ha podido, la inseguridad ya rebasó los niveles. Se deben tomar medidas federales”, dijo al ser entrevistada. 

Expuso que la inseguridad en el estado está muy avanzada, puesto que diario hay “decenas de ciudadanos desaparecidos, ciudadanos que aparecen muertos, ciudadanos que ya no aparecen y, es de verdad alarmante la situación que vive Guerrero”.

Se le hizo ver que en Acapulco donde gobierna un perredista hay mucha inseguridad y hasta ya es sabido internacionalmente, dijo que, refieren mucho en este tema en Acapulco por ser un puerto turístico, pero que es la misma situación en Chilpancingo, Chilapa y otras partes. 

En otros temas abordó el tema de la Crac, diciendo que cada comunidad deber determinar cómo cuidar y cuidarse ante la inseguridad, que esta situación que hay en los pueblos de organizarse para proteger a sus familias se debe porque las instituciones quedaron rebasadas, “y no les queda de otra”.

Arremetió contra el ejecutivo estatal sobre lo sucedido en La Concepción del ejido de los bienes comunales de Cacahuatepec, en Acapulco, donde hubo muertos y se presume muchos de los hoy difuntos fueron asesinados por los policías estatales, “es el ejecutivo estatal quien tiene la responsabilidad directa”, dijo. 

Publicado en Sociedad y Justicia

Exigen que la Fiscalía defina la situación jurídica de los agentes municipales

Reclaman que si un elemento salió culpable, no significa que todos deban pagar por eso

Denuncian ante el ombudsman que están siendo hostigados e intimidados por el gobierno estatal


Chilpancingo, 22 de enero. Familiares de policías municipales de Chilpancingo que están siendo investigados por la Fiscalía de General de Estado (FGE) por su presunta participación en la desaparición de cinco jóvenes y el asesinato de dos más, protestaron en la Comisión Estatal de Derechos Humanos (Coddehum). 

La mañana de este lunes, un grupo de familiares, la mayoría mujeres, protestaron en la entrada de la Coddehum. Los familiares exigieron a la FGE defina la situación jurídica de los agentes; además pidieron que el gobierno del estado los deje de hostigar e intimidar. 

“No todos los policías son malos, no es justo que por el hecho de que un agente haya salido con culpa, por ello paguen todos”, dijo un familiar. 

Los familiares contaron que los agentes municipales se encuentran acuartelados desde el pasado 4 de enero, y que cuando les permiten ir a sus casas son custodiados por policías estatales o federales. “La verdad tenemos mucho miedo porque nuestros esposos y nosotros hemos recibido amenazas”, dijo una mujer. 

El grupo de familiares protestó con pancartas en las manos, una de ellas tenía un mensaje contra el empresario Pioquinto Damián Huato, quien fue el primero en denunciar la presunta participación en la desaparición de siete jóvenes. Otra más decía: “Mi papá no es un asesino”. 

Publicado en Sociedad y Justicia

Archivo

« Enero 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31