Minera convoca a personal de confianza a una elección en Iguala


Ciudad de México, 13 de diciembre. Los representantes de la empresa Media Luna no se presentaron este miércoles a la primera audiencia que tendrían, con el Sindicato Nacional Minero y la CTM en la Junta federal de Conciliación y Arbitraje para comenzar las mesas de negociación de la demanda de solicitud del recuento de votos del Contrato Colectivo de Trabajo que emitió el sindicato de Napoleón Gómez Urrutia para separar a los trabajadores en paro de la confederación, sin embargo la minera convocó a empleados de confianza para una elección en Iguala este jueves, buscando levantar el bloqueo que mantienen pobladores de Atzcala , Real de El Limón y obreros en paro en el camino hacia las instalaciones de la compañía. 

La audiencia estuvo programada a las 11 de la mañana de este miércoles, como fue notificado por un actuario de la Junta federal para las partes involucradas, sin embargo solo acudieron los representantes de ambos sindicatos. 

Las figuras jurídicas de la compañía minera filial de Torex Gold no llegaron a las instalaciones de la Junta federal, por lo que se dio por suspendida la audiencia y dejándola “hasta nuevo aviso”. 

La suspensión del encuentro jurídico ocurre, en el llamado que hizo la empresa a sus trabajadores de confianza para que acudan este jueves al estadio Ambrosio Figueroa en Iguala, para llevar a cabo una reunión y se pueda votar a favor de que se levante el bloqueo que mantienen habitantes de la comunidad de Atzcala y reiniciar la extracción de oro. 

En un documento, la empresa informó que “el voto será facilitado por el presidente de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Guerrero (Coddehum), Ramón Navarrete Magdaleno”. 

A través de una notificación llamada Voto para el levantamiento del bloqueo, la empresa convocó a los empleados no staff para una reunión con “el propósito de permitir que ejerza el voto, si desea que el bloqueo sea levantado inmediatamente y posibilitar que el proceso de selección del sindicato proceda sin el bloqueo”. 

El paro afecta a 800 trabajadores y a 10 mil empleos indirectos, señala el gobernador

Tratará con el secretario del Trabajo federal buscar una solución al paro de los empleados


El gobernador Héctor Astudillo Flores destacó la necesidad de destrabar el conflicto en la minera Media Luna porque, dijo, es una empresa que tiene 800 empleados directos y más de 10 mil empleos indirectos.

Indicó que el tema sería tratado con el secretario de Trabajo, Alfonso Navarrete Prida, quien ayer visitó Acapulco en la inauguración del Sexto Congreso Nacional Extraordinario del Sindicato de Trabajadores de la Secretaría del Trabajo.

Dijo que el conflicto entre dos sindicatos, el de la CTM y el minero metalúrgico, ha generado “una circunstancia nada correcta” en la economía no solo del estado, sino más allá de las fronteras, pues “siendo una empresa como lo es la que es propietaria de Media Luna, que es una empresa canadiense”, le ha traído consecuencias de carácter financiero y de su posición en la bolsa de valores de Canadá.

Dijo que el conflicto no solo afecta a sus 800 trabajadores, sino también a los 10 mil que realizan actividades económicas vinculadas con la operación de la planta, entre la gente que vende agua, comida, transporte “y una gran cantidad diríamos de una ruta económica que se da alrededor en la región”.

Por eso, señaló, ha habido mucha preocupación el que las labores de la minera se detengan por el conflicto entre sindicatos. “Todos nosotros hemos estado, el gobernador ha estado preocupado, ocupado por esta circunstancia, y yo creo que hay que hacer todo lo que nos corresponda a cada quien para tratar de resolver este problema que se ha presentado en la Minera y que espero que hoy tenga una solución”.

Acuden a la reunión el subsecretario de Asuntos Agrarios y el titular de la STPS

La petición general de prestadores de servicios fue que no se cerrara, pues viven de ella, indican


Iguala, 1º de diciembre. Se reúnen con autoridades estatales empleados de la Minera Media Luna y de prestadores de servicios que trabajan en las comunidades donde tienen presencia, la petición general fue que se luche para que no cierre la mina, la cual tiene mas de 20 días en paro.

En esta ciudad se llevo a cabo una reunión entre aproximadamente unos 300 empleados de la minera Media Luna así como prestadores de servicios, dueños comercios y demás negocios de las comunidades de Nuevo Balsas, Valerio Trujano, Atzcala, por mencionar algunos, comunidades que se mantienen principalmente por la minera, por las autoridades estuvieron Fernando Jaimes Ferrel, subsecretario de Gobierno para Asuntos Agrarios del estado; y Oscar Rangel Miravete, secretario del Trabajo y Previsión Social.

“Nos encontramos aquí prestadores de servicios que nos atañe el problema que se esta viviendo, por que necesitamos dinero para poder mantener a nuestras familias, somos muchos que tenemos la necesidad de que se dé solución, hemos visto la pasividad del gobernador ante el problema, él debe ayudarnos y no nos voltea a ver, estamos hablando de miles de personas que viven de lo que genera la mina”, señaló el señor Marcelo Ríos Landa de Nuevo Balsas.

“Nos preocupa la complacencia por parte de las autoridades ante las personas que están en paro, ahora vivimos en pueblos fantasmas, lo digo por que estamos en Balsas, es medio día y no hay movimiento, el de la tiendita, la que vende jugos, todos estamos sufriendo los daños colaterales de lo que se esta viviendo”, subrayó Pastor Miranda Domínguez, habitante de Nuevo Balsas.

Por su parte, Oscar Rangel Miravete expresó que el gobierno estatal estaba trabajando la manera en que se tenía que dar solución al paro que lleva mas de 20 días en la mina; aseguró que el gobierno no se esta cruzando de brazos y buscarán la manera de que todo regrese a la normalidad.

El conflicto con la empresa entró en la fase 3, indican


Un grupo de trabajadores de la minera Media Luna de Cocula, alertó que la empresa les ha comunicado que la actual etapa de conflicto laboral entró en fase tres, lo cual representa que el cierre próximo de la empresa después de negociaciones infructuosas. 

Cinco trabajadores, de confianza y sindicalizados, dieron a conocer en conferencia de prensa una carta dirigida al presidente Enrique Peña Nieto, y el gobernador Héctor Astudillo Flores, a quienes pidieron aplicar la ley para garantizar su fuente de trabajo. 

En representación de 200 trabajadores, cinco de ellos manifestaron en Acapulco que “el bloqueo es ilegal como sucede en otras partes de la República”. Renato Ravelo Rodríguez sostuvo que “la disputa por el contrato es por la vía legal.

Los trabajadores sindicalizados tienen los mismos derechos.

No estamos a favor de uno u otro”. Advirtió que “llevamos 27 días sin laborar”. Acusó que el sindicato que busca disputar el contrato colectivo del trabajo ha causado confusión, y señaló que hay influencia de sindicatos canadienses, entre los que señaló a Steelers. Expresó que este paro representa un mal indicador para la minería mexicana. 

Los trabajadores informaron que en este movimiento se han agrupado unos 200 trabajadores. 

En total son 822 de planta, 280 no sindicalizados, de los cuales, 63 por ciento de los trabajadores son oriundos de las comunidades cercanas. 

Señalaron que trabajadores fueron enviados a sus casas por motivos de seguridad. 

Recalcaron que el paro en la mina lo han entablado un grupo menor de trabajadores sindicalizados y personas ajenas a la fuente de trabajo. Indicaron que serían alrededor de 2 mil familias afectadas directa o indirectamente con el cierre definitivo. 

El Sindicato Nacional de Mineros, controlado por Napoleón Gómez Urrutia, representado por Indalecio Pérez, disputa al Sindicato de la Confederación de Trabajadores Mexicanos, el cual encabeza Lourdes Placencia, el contra colectivo de trabajo. 

Demandan en Cocula encontrar una solución a su problema de libre sindicalización

Prometen legisladores exhortar a la compañía a entablar negociaciones con trabajadores en paro

Fueron obligados a adherirse a un sindicato que no los representa o no tendrían trabajo, dicen


Chilpancingo, 28 de noviembre. Trabajadores de la minera Media Luna pidieron la intervención de los diputados del Congreso para que haya un acercamiento entre la empresa y los trabajadores para poder llegar a una solución a su problemática.

Los diputados se comprometieron a hacer un punto de acuerdo para exhortar a la empresa a entablar una mesa de diálogo con los trabajadores en paro. 

Este martes, trabajadores mineros, acompañados del delegado del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Indalecio Pérez Morón, y por el vocero del grupo Pro AMLO, Misael Medrano Baza, se reunieron con diputados locales del PRD. 

En la reunión estuvieron los diputados perredistas Ociel Hugar Trujillo García, Maricarmen Cabrera, Isidro Duarte y Perfecto Rosas, quienes escucharon de voz de Pérez Morán que la empresa Media Luna obligó a los trabajadores, a través del personal de Recursos Humanos, a que firmaran su adhesión a un sindicato que no los representa y si se negaban a firmar, se quedarían sin trabajo. 

“Por eso los trabajadores aceptaron y con el paso del tiempo no hubo ninguna representación como los trabajadores deben de tener, la empresa y el sindicato en contubernio se dedicaron a explotar y se olvidaron de los trabajadores; las condiciones de trabajo son muy inseguras, la empresa ya tuvo dos fallecimientos por la falta de seguridad; el equipo de seguridad no hay, no les dan el equipo adecuado de acuerdo a los trabajos que se realizan en cada área; sus derechos de los trabajadores, y si un trabajador quiere exigir sus derechos lo corren”, se quejó. 

Agregó que no existe el reparto de utilidades de la empresa, pues la empresa argumenta que no hay dinero, “y cómo no va a haber si la empresa está sacando oro, se están llevando las riquezas de las comunidades y a los trabajadores les están dejando contaminación y enfermedades”. 

Explicó que todas estas irregularidades detonaron a que estallara el paro de labores, y aclaró que no es un bloqueo como lo asegura la empresa. 

“Es un paro de labores y es un derecho de los trabajadores para exigir que se respete su decisión de adherirse al sindicato que más les conviene, y ellos han decidido por el Sindicato Nacional de Mineros”. 

Los diputados acordaron con los trabajadores impulsar un punto de acuerdo para hacer un exhorto a la empresa Media Luna para que se entable una mesa de diálogo con los trabajadores y poder encontrar una solución al problema, respetando los derechos de los trabajadores a la libre sindicalización. 

Así mismo los trabajadores mineros invitaron a los perredistas para que este viernes acudan a la mina para saber cómo está la situación laboral, “y vean la realidad de las cosas, y no como lo dice la empresa de que son pocos trabajadores”. 

Archivo

« Mayo 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31