Se hace llamar la Costeñita Acapulqueña, tiene 14 años de edad y su sueño es brillar en el boxeo profesional femenino.

Sheila Arely Valente Ortega se enamoró del pugilismo desde los ocho años de edad, cuando un tío le regaló unos guantes y un pequeño costal.

El gimnasio del luchador Payaso de Soley, en Las Parotas, colonia de alta marginación, se convirtió en su segundo hogar, después de la escuela. Desde entonces, Sheila Valente tiene un objetivo, convertirse en una gran peleadora, para lo cual, primero se prepara para abrirse paso en el pugilismo amateur.

En entrevista, durante una sesión de entrenamiento, la Costeñita Acapulqueña confesó que admira a la boxeadora Mariana Barbie Juárez.

Ataviada con guantes rosas, playera y pantaloncillos rojos, sus movimientos hacen vibrar el cuadrilátero improvisado del Payaso de Soley, construido a base de fierros, lonas y material reciclado.

El entrenador, el Payaso Soley, quien pide guardar el secreto de su real identidad, explicó que la todavía adolescente ha ganado las nueve peleas amateur que ha enfrentado, la mayoría en la Ciudad de México, pues en Acapulco no existe la promoción suficiente del boxeo.

Archivo

« Enero 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31