Mueven a indignación, más que a confianza o seguridad, las declaraciones de algunos funcionarios porque, si bien su trabajo consiste en proteger la economía de la población, su actuación está marcada por la falta de credibilidad y su ineficacia.

El delegado de Transportes en Acapulco, Juan Barrios Hernández, declaró que su dependencia no permitirá que los transportistas elevan sus tarifas argumentando el incremento en el precio del combustible, porque ningún aumento ha sido autorizado.

Gobiernos vienen y gobiernos pasan y los transportistas nunca han requerido de ninguna autorización para subir sus tarifas de acuerdo con criterios que ellos mismos determinan.

Cuando creen conveniente, las suben sin que los usuarios se quejen porque saben a conciencia que Transportes no actúa; hasta hace poco tiempo –y probablemente sigan igual- sus inspectores no tenían asignado salario alguno, por lo que al desempeñarse como honorarios se han dedicado a atracar a los conductores que incurren en faltas.

Archivo

« Agosto 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31