Destaca la importancia de la participación ciudadana


La hija de Lucio Cabañas, Micaela Cabañas Ayala, se incorporó a las filas del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena). En conferencia de prensa, donde estuvo acompañada por el secretario general de ese instituto político, Marcial Rodríguez Saldaña, dijo que es la primera vez que participa en un partido. “Es el camino que debe seguir la lucha de mi padre”, expresó.

Después, en entrevista, señaló que la lucha electoral es “por el momento” la vía que hay que transitar, sin embargo señaló que es más importante la participación ciudadana, de hacer gestoría para ayudar a la gente y para concientizarla.

Cabañas Ayala leyó en un documento que la lucha de Andrés Manuel López Obrador y su partido, Morena, “estoy segura serán el único camino que tenemos los mexicanos para combatir de golpe la corrupción, la cual ha tenido al país hundido en un abismo de incertidumbre y desolación, principalmente para los más desprotegidos y vulnerables ante las clases adineradas que manejan a nuestra patria”.

Dijo que a más de 40 años, el ideario de su padre y del Partido de los Pobres que él fundó, siguen vigentes, en particular lo que se refiere a luchar juntas todas las organizaciones y el pueblo trabajador para crear un gobierno de todos, sin oprimidos ni opresores; la reivindicación histórica de la clase obrera; la toma del poder político por el pueblo; acabar con la explotación y la opresión en el campo, y poner las instituciones públicas y privadas al servicio del pueblo.

La vigencia de la lucha de Lucio Cabañas, dijo, obedece a que en tanto tiempo las condiciones de vida del pueblo no han cambiado, excepto en que ahora hay más tecnología.

Durante el encuentro, se saludan fríamente Pablo Sandoval y Marcial Rodríguez, dicen

Plantean posibilidad de hacer alianzas abiertas o de facto para elecciones locales; morenistas la rechazan

Perredistas acuerdan que se propondrán las coaliciones informales sin autorización de las cúpulas


Los ex presidentes del Partido de la Revolución Democrática (PRD) de Guerrero sostuvieron un encuentro con la dirigencia del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) al que plantearon la posibilidad de hacer alianzas, ya sea abiertas o de facto, para los cargos de elección locales que estarán en juego, como alcaldías o diputaciones, mientras hacen una alianza general para apoyar la candidatura presidencial de Andrés Manuel López Obrador.

Sin embargo, la respuesta de Morena fue contundente: en ninguna circunstancia habría una alianza porque hay un acuerdo nacional que les prohíbe a los dirigentes locales hacerlas. Sin embargo, después de la plática de cuatro horas en un restaurante de Chilpancingo, los perredistas se llevaron su propio acuerdo: plantearán las alianzas de facto entre los candidatos, sin autorización de las cúpulas, porque por eso precisamente se les llama de facto: porque están fuera del alcance de las autorizaciones formales.

El encuentro se llevó a cabo en el restaurante El Caminante, en las inmediaciones de la terminal de autobuses de Chilpancingo. Por Pro AMLO estuvieron los ex presidentes del comité estatal y del Consejo Estatal del PRD, Félix Salgado Macedonio, Misael Medrano Baza, Ramón Gracida, Mauro García Medina, Félix Bautista, Apolinar García Dorantes, así como el dirigente de ADN, Óscar Chávez y otros allegados. Por parte de Morena estuvieron el presidente del comité estatal, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros; el presidente del Consejo Estatal, Luis Enrique Ríos Saucedo; el secretario general del comité estatal, Marcial Rodríguez Saldaña; y el enlace nacional, César Núñez Ramos.

Los candidatos valdrán 5% del triunfo de AMLO: César Núñez


Pungarabato, 28 de agosto. Los candidatos que abanderen a Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en la elección del 1º de julio de 2018, apenas representan 5 por ciento del triunfo que vayan a obtener ellos y el mismo Andrés Manuel López Obrador, explicó en conferencia de prensa en su oficina de esta cabecera municipal, el enlace nacional de ese instituto político, César Núñez Ramos, y detalló que 90 por ciento del triunfo, corresponderá a la estructura y 5 restante, al trabajo de los morenistas implicados en la elección.

Núñez Ramos, junto con el coordinador regional de ese instituto en el distrito federal 01, Andrés Nieto Cuevas, explicaron que en la región, el municipio que más se les complica, es San Miguel Totolapan, especialmente la comunidad de La Gavia, por el alto índice de violencia que allí se registra, por lo que no hay comités nombrados aún.

Por su parte el diputado federal de ese partido, Roberto Jacobo Guzmán, también presente en la conferencia de prensa, aseguró que el triunfo de Morena no se les complicará, pues el pueblo habrá de volcarse a su favor, por todo lo presentado a la fecha.

En el estado hay 2 mil 459 secciones, detalló Núñez Ramos, y han sido cubiertas por ellos a la fecha “prácticamente al 100 por ciento”, con su respectivo comité debidamente registrado en el Sistema Nacional; en este trabajo ineludiblemente se encuentra involucrado el pueblo para hacer realidad el proyecto, embonó.

Ejemplar ejercicio democrático, a todas luces, el de Morena para elegir a su candidato a la jefatura de gobierno de la Ciudad de México. Todos parecen haber reconocido los resultados, máxime al aceptar de antemano las reglas para llevar a cabo el mismo. Anoche los tres contendientes que no resultaron favorecidos con la opinión mayoritaria de los encuestados hicieron declaraciones a los medios en ese mismo sentido.

Todo hasta ahí muy bien, mas el día de hoy, un mensaje vía twitter al delegado en Cuauhtémoc, Ricardo Monreal, por parte del mandamás del partido Movimiento Ciudadano (MC), Dante Delgado, ha llenado de especulaciones y nerviosismo a muchos, maestro del timing político (lo mismo hace alianzas formales o de facto con el PRI, PAN, PRD, independientes, o al mejor postor) en su tuit sugiere muchas cosas, lo principal, tienta a Monreal a postularse fuera de Morena a la jefatura de gobierno de la CDMX, y sería vía el tan cantado “frente amplio”, la alianza del PRD, PAN y MC, en el cual MC lleva ya acuerdos muy adelantados, al ser el partido naranja excluido de fea manera de la posibilidad, dado su carácter puramente mercenario, de formar parte del proyecto de regeneración nacional liderado por Andrés Manuel López Obrador.

Estamos ciertos de la responsabilidad y el sentido de patriotismo del señor Ricardo Monreal, que al tomar una decisión de ese tamaño haría tambalear el triunfo de Morena en la Ciudad capital, y no solo eso, derivado de lo anterior, hasta la mismísima presidencia de la República, y, de paso, la viabilidad de México como país.

Hay dos temas nacionales del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) que son claves para entender la forma en que van a resolverse las candidaturas en Guerrero.

Uno de ellos es la definición de la candidatura a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, que como se sabe, recayó en la delegada de Tlalpan, Claudia Sheinbaum; el otro, es la declinación del senador Miguel Barbosa a su aspiración por el gobierno de Puebla.

El caso de la capital del país ha acaparado la atención de los medios porque implica la posible ruptura entre el líder nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, y quien ha sido su brazo derecho por muchos años, o como tal se ha exhibido, Ricardo Monreal Ávila. Lógicamente, se esperan resultados espectaculares de cualquiera que sea el desenlace de esa trama: si Monreal tendrá la capacidad para encabezar a los partidos pequeños, o tal vez al Frente Amplio PRD-PAN, o si apostar por esa vía pueda ser su sepultura política; o si en vez de eso viene el triunfo para él y la crisis en Morena, que pudiera perder, dado el caso, su principal bastión que es la Ciudad de México, y de ahí estar a un centímetro de perder la presidencia de la República. O quizá Monreal decida no irse, y seguir en el proyecto lopezobradorista.

Archivo

« Febrero 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28