Espera el religioso que este mes se reanude la rehabilitación de la parroquia

Pararon la obra por vencimiento del contrato laboral de expertos con el Centro INAH-Zacatecas


Taxco, 4 de enero. La reconstrucción de la parroquia de Santa Prisca y San Sebastián ha quedado suspendida desde hace un mes por parte del Instituto Nacional de antropología e Historia (INAH), y se espera que a mitad de enero, se restablezca la rehabilitación, con la intervención del muro sur, el cual fue dañado por el sismo del 19 de septiembre. 

Desde diciembre, los expertos del Centro INAH-Zacatecas tuvieron que parar los trabajos que llevaban en la sacristía, sala episcopal, cúpula y muro sur, debido a que su contrato de trabajo con el instituto venció. 

Los jóvenes tuvieron que dejar el trabajo, para poder acudir a las instancias necesarias para entregar su expediente, y poder renovar el contrato laboral en el INAH-Zacatecas a fin de continuar con su labor. 

Es por eso que, desde diciembre, las obras quedaron inconclusas, y se espera que luego de que hayan firmado sus nuevos contratos vigentes de laborales regresen en estos días para dar seguimiento al trabajo del monumento histórico.

Por lo pronto, en el templo no se ha visto mayor movimiento de rehabilitación. 

El vocero de la parroquia de Santa Prisca y San Sebastián, Raxel Delgado Gómez, informó que por lo pronto no hay intervención, y esperan la llegada de los especialistas que están a cargo de la intervención del inmueble. 

Se necesita retirar un retablo para ver qué tan serio es el daño Dijo que la renovación y el vencimiento de contrato hizo que se suspendieran las tareas, por lo que a su regreso podrán comenzar a intervenir el muro sur, el cual está muy dañado por el sismo de septiembre. Informó que para la rehabilitación, se requiere del desarme del retablo de El Rosario con el fin de retirarlo y poder hacer las intervenciones necesarias en esa parte del muro, para conocer de fondo como está la situación y ver qué tan serio es el daño. 

También mencionó que la otra parte es la rehabilitación de la cúpula, hasta donde los especialistas se quedaron y traerán con nuevas estrategias de trabajo en el proceso de reconstrucción del templo católico.

Asiste al evento en Los Pinos con el Presidente Peña Nieto


Ciudad de México, 7 de noviembre. Para agradecer al sector privado su participación en la etapa de reconstrucción derivado de los sismos del 7 y 19 de septiembre pasado, el gobernador Héctor Astudillo Flores asistió a una reunión que encabezó el presidente Enrique Peña Nieto con dirigentes empresariales y mandatario de otras entidades.

En el encuentro realizado en el Salón Adolfo López Mateos de la residencia oficial de Los Pinos, Astudillo Flores, destacó que en Guerrero los recursos se aplicarán de manera responsable, sumándonos a la política de transparencia del gobierno federal.

El gobernador guerrerense enfatizó que esta reunión tiene por objetivo optimizar los apoyos en beneficio de las familias damnificadas por el sismo del 19 de septiembre.

El Presidente de la República también expresó su agradecimiento a los diversos sectores de la sociedad que “se han sumado con sentido de solidaridad y con gran entusiasmo a apoyar con labores de reconstrucción”.

Peña Nieto mencionó que a dos meses de que el país resintiera los sismos de septiembre, “poder hacer un balance de cómo han sumado acciones tanto del gobierno de la República como las entidades estatales y el sector privado para encarar el gran reto de reconstruir lo que miles de familias perdieron durante los trágicos sismos”.

Asimismo, reconoció el trabajo que cada gobierno de los estados ha realizado al asumir con actitud muy constructiva, de coordinación con el Gobierno de la República, lo que ha permitido lograr una mayor capacidad de hacerle frente a este reto. Resaltó el apoyo brindado por el sector privado al dar facilidades a las personas que se vieron afectadas en su patrimonio familiar para que pudieran recuperarse de esas afectaciones, desde el otorgamiento de créditos bancarios y el facilitar el tránsito por autopistas sin cargo a los auxilios que se prestaron.

Hay retraso en las obras por paro de empleados del Fonden, dice


Chilpancingo, 18 de septiembre. El delegado de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), José Manuel Armenta Tello, informó que los trabajos de reconstrucción de los daños de la tormenta Manuel y el huracán Ingrid en 2013, registran un 84 por ciento.

En conferencia de prensa, Armenta Tello explicó que actualmente los trabajos de reconstrucción están detenidos por el paro que hacen desde agosto, trabajadores del Fondo para Desastres Naturales (Fonden), a quienes el gobierno federal les adeuda sus salarios.

A pesar de que se ha documentado que hay comunidades afectadas que aún no ha sido atendidas, el avance en la reconstrucción es de 84%, dijo el funcionario federal.

También se han documentado irregularidades en el proceso de reconstrucción, como el caso del fraccionamiento El Mirador, donde se anunció la construcción de mil 100 viviendas y sólo fueron edificadas 598, de las cuales 32 serán demolidas por estarse hundiendo y el resto ya presentan daños en su estructura. Por este caso, Armenta Tello reiteró que existen 12 denuncias ante la Procuraduría General de la República (PGR), contra cuatro empresas y contra “quien resulte responsable”, por incumplimiento.

Informa que hubo 120 derrumbes carreteros por las lluvias


Un total de cinco escuelas dañadas por el terremoto tendrán que ser totalmente reconstruidas, mientras que 52 suspenderán actividades al sufrir daños que requieren una evaluación, informó el gobernador Héctor Astudillo Flores. Indicó que el resto de planteles regresarán a clases con normalidad.

Tras encabezar la reunión del comité de Protección Civil, señaló que hubo 120 derrumbes en carreteras, pero no por el sismo, sino por las lluvias. Estos derrumbes se detectaron principalmente en los municipios de Tetipac, Pilcaya e Iliatenco, señaló.

Las cinco escuelas dañadas son las primarias Herlinda García, en Iguala; Gregorio Torres Quintero, en Iguala; Nicolás Bravo, en Chilpancingo; Siervo de la Nación, en Chilpancingo; y Rafael Ramos, en Cuetzala del Progreso.

Son las únicas 52 escuelas, de las 12 mil 300 que existen en el municipio, que suspenderán actividades en los próximos días, explicó el gobernador. “Mañana se regresa a clases, salvo las escuelas que hemos mencionado que son 52, 52 de los 12 mil 300 planteles, de las cuales por cada región se encargarán de dar a conocer cuáles son”, precisó.

“El mencionado tsunami nunca dio señales”, dijo, en referencia a la alerta que se emitió el mismo día del terremoto, según el cual podría haber olas de cuatro metros en Acapulco, Zihuatanejo y prácticamente toda la zona costera del estado. También precisó que hubo afectaciones en varios puntos del estado, en los sistemas de agua y drenaje, pero no fueron originados por el movimiento telúrico sino por las lluvias.

La reunión del comité de protección civil se llevó a cabo en el Centro Acapulco, encabezado por el propio gobernador y con la participación de funcionarios estatales como el secretario de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, Rafael Navarrete Quezada, el secretario de Finanzas, Héctor Apreza Patrón; el de Salud, Carlos de la Peña Pintos, además del rector de la Universidad Autónoma de Guerrero, Javier Saldaña Almazán.

El mandatario explicó que la secretaría de Protección Civil y la Universidad Autónoma de Guerrero están haciendo las valoraciones de los edificios públicos para ver cuáles han sido en ellos los efectos del sismo del 7 de septiembre. “Vamos a darle puntual seguimiento, todos los días, a cada uno de los temas que se han tratado acá que tienen que ver acá con las escuelas, con las carreteras y con todos los temas que se han tratado aquí también”, señaló el mandatario.

Por otra parte, en el tema de las lluvias, señaló que de acuerdo con el pronóstico, al menos habrá dos días sin que llueva, lo cual servirá para desahogar las presas, que en este momento tienen una importante presencia de agua y así poder estar preparados para las próximas lluvias que “van a llegar, seguramente después del miércoles, o el jueves o viernes”.

Expresó que se instalaron centros de acopio de víveres para ayudar a los damnificados de Oaxaca, Tabasco y Chiapas, principalmente en Acapulco (zócalo, Centro Acapulco y Parque Papagayo) y en Chilpancingo (en el quiosco), y la Uagro instaló otros en sus escuelas.

Archivo

« Enero 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31