Comparaciones

Abr 20, 2018

Llama la atención la tendencia de particulares y hasta de funcionarios de establecer ciertas comparaciones.

La espiritualidad recomienda como una fórmula de vivir bien, no compararse con nadie toda vez que cada persona es un mundo, es único, es especial y es irrepetible.

Pero no solamente en el caso de las personas es improcedente hacerlo, sino igual resulta entre empresas, entidades federativas, destinos turísticos, por mencionar algunos ejemplos, porque también son únicos, irrepetibles.

Raya en el absurdo comparar la ocupación hotelera entre los destinos turísticos; Acapulco es Acapulco; no es igual a ningún otro sitio; ¿Cómo comparar la ocupación de Acapulco con Taxco o Ixtapa-Zihuatanejo cuando Acapulco cuenta con miles y miles de habitaciones, en tanto los otros dos lugares tienen sólo unos cuantos cientos?

¿Cómo comparar a Acapulco con otras ciudades de la entidad en la ocurrencia de feminicidios si el puerto es el lugar más poblado de Guerrero?

Raya no sólo en el absurdo, sino hasta en la estupidez, expresar que en Guerrero se cometen menos homicidios o más que en otras entidades federativas, como si el estado tuviera las mismas características que los demás, como territorio, población, nivel económico y social.

En el operativo participan más de 5,000 efectivos estatales, federales y de protección civil que reforzarán la seguridad para los vacacionistas que visitan nuestros destinos turísticos en esta importante temporada vacacional.

Exhortó a los prestadores de servicios turísticos a hacer que esta sea una gran Semana Santa para quienes nos visitan, pero tambien para las familias de Guerrero que tienen alguna relacion y actividad turística, asimismo mensióno que en el estado hay un gran movimiento económico, que si lo sabemos cuidar nos seguira dando ingreso al restaurant, al hotel y a todo lo que esta relacionado con el ambito del turismo.

 

Los empresarios de la entidad demandan al gobierno la aplicación de la ley a los bloqueadores, explicando que causan daño a la economía.

Bien está y cierto es. La obstrucción de las vialidades constituyen incluso, un delito, el de daño a las vías de comunicación, y por consiguiente, si en Guerrero se aplicaran las leyes, sería sancionado.

Los señores empresarios, generadores de impuestos y fuentes de empleo, tienen toda la razón y están en su derecho de exigir a la autoridad que cumpla con su responsabilidad en vez de seguirse haciendo los omisos.

Sin embargo, lo expuesto por los caballeros del dinero, constituye sólo una cara de la moneda, tomando en cuenta únicamente lo que a su área corresponde.

Mal está, desde luego, este tipo de protesta para reclamar incumplimientos gubernamentales, toda vez que grande es el perjuicio que se comete no sólo contra los empresarios, sino contra la sociedad toda, pues no pocos trabajadores, estudiantes, amas de casa y otros, o quedan varados en el trayecto a su destino creándose problemas en sus empleos o sufren trastornos en su quehacer diario, según el caso.

Muchas son las personas que tienen que descender del transporte en que viajan para seguir su camino a pie o para transbordar en perjuicio de su economía, sin mencionar la pérdida de tiempo.

No obstante, de justicia es decirlo: los manifestantes, en la inmensa mayoría de los casos, tienen razones poderosas para inconformarse y lo hacen de esta forma no por placer, sino obligados por las circunstancias, después de haber buscado solución a sus problema mediante formas civilizadas y legales, sin haber tenido solución.

En muchos casos, la autoridad, es cierto, está incapacitada para resolver problemas por la limitación de recursos presupuestales, pero en muchos más, es ella la que los ha provocado debido a sus malos manejos administrativos.

Mal estuvo que ayer, por ejemplificar nada más, trabajadores jubilados del sector educativo bloquearan ambos sentidos de la costera Miguel Alemán alrededor de tres horas, desquiciando la vialidad con sus respectivas consecuencias, pero nadie podrá decir que está bien que el gobierno no haya cumplido el compromiso hecho desde hace un año de pagarles el 2 por ciento del SAR Fovissste.

¿Y cuál es la reacción del gobierno ante el cúmulo de protestas por compromisos incumplidos? O ignorar a los inconformes o atenderlos y sobrellevarlos con más promesas que luego no vuelve a cumplir.

A cambio, permite a los agraviados que trastornen con toda libertad e impunidad la vida de la ciudad, porque no puede aplicarles la ley y al mismo tiempo evadir su responsabilidad en torno a los reclamos.

Si tuviera que hablarse de justicia, lo más justo sería analizar las dos caras de la moneda y no sólo la que nos convenga. Y así, exigirle al gobierno que cumpla a sus servidores y a la sociedad, y después de ello, si la gente por mera diversión crea problemas en las calles, demandarle con todo rigor que la meta en cintura, pero no antes. n

Lo sucedido este martes en las escuelas de la colonia Frontera (en Acapulco) y en la autopista del Sol (con la ex diputada Teresa Mojica Morga) describe con meridiana claridad la situación de inseguridad y violencia que se enseñorea en Guerrero.

Ambos golpes llegaron por donde menos lo esperaban las autoridades, por una sencilla razón: los delincuentes están en todas partes, dispersos como red nerviosa en todas las capas sociales.

La telesecundaria –el plantel más afectado de los tres que visitaron los delincuentes– estuvo ayer custodiada por militares y policías ministeriales, pero tal precaución resultó innecesaria porque ni maestros ni alumnos asistieron. Si hubieran estado ahí el martes, la incursión de los antisociales no habría ocurrido, o al menos les habría resultado muy costosa. Pero, por otro lado, el gobierno no puede poner vigilancia a todo lo que es susceptible de ser víctima del delito; de hecho, eso es materialmente imposible.

Los grupos criminales son sólo la expresión más visible de amplios sectores de la población que comparten su mentalidad; los grupos delictivos son sólo la punta del iceberg, mientras la porción más grande permanece oculta entre la sociedad, como hielo bajo el agua; los grupos delictivos tienen profundo raigambre social, porque la crisis que vive México es, en primera instancia, una crisis de valores; en algún momento reciente los mexicanos se descuidaron y dejaron de inculcar en los niños el amor a la patria, a los demás, a la naturaleza, al planeta, al conocimiento, a las artes.

Según el Tao, definido éste como una filosofía de vida que tiene relación con la naturaleza, la incertidumbre es la principal característica del futuro; y en este estado se encuentra el caso de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa desaparecidos hace casi 43 meses.

Declaraciones hechas en este puerto por el vocero de los padres de los desaparecidos, Felipe de la Cruz Sandoval, dejan entrever la posibilidad de que la actual administración federal concluya sin haber resuelto el conflicto y la herede a la que viene.

Se trata, apunta, de un crimen de lesa humanidad, y como tal no tiene término, “y el gobernante que quede en lugar del presidente Enrique Peña Nieto será su responsabilidad continuar con la búsqueda y la verdad”.

Ello insinúa que ya los progenitores de los jóvenes manejan la idea de que el problema no se resolverá en el actual sexenio.

Archivo

« Abril 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30