Fiel a su carácter atrabiliario y a la personalidad que se ha forjado en la vida como empresario poco afecto a las normas éticas, a los códigos de conducta y a todo trato afable que pudiera traducirse en la menor oportunidad para quienes considera sus adversarios, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, decretó por fin sus anunciados aranceles al acero y al aluminio procedentes de México, Canadá y la Unión Europea.

Pero, a diferencia del periodo de la guerra fría, cuando sólo los países del desaparecido campo socialista replicaban las decisiones arbitrarias del gigante del norte, hoy las naciones afectadas le han respondido con acciones equivalentes, y hasta donde se alcanza a prever, parece que así será en adelante: toda acción insolente del imperio tendrá como respuesta una reacción de alcances similares de las naciones afectadas.

Esto confirma que desde hace un tiempo Estados Unidos ha dejado de ser una potencia mundial, que ahora es una potencia en decadencia, que sus días de gloria han pasado y que no volverán.

Porque una medida proteccionista como la que Trump acaba de decretar, inspirada en un rancio populismo ultranacionalista e ignorante, a lo único que puede llevar es al aislamiento, sobre todo de su país, y a la fragmentación del mundo.

Es una medida basada en la idea de que Estados Unidos puede y debe consumir sólo lo que produce, aunque eso implique cerrarle la puerta a los productos que podrían llegar desde más allá de sus fronteras.

Está mañana se ubicó un núcleo nuboso que se localiza frente a las costas de los municipios de Coyuca de Benítez y Benito Juárez, que provocará precipitaciones


Chilpancingo.- Lluvias de moderadas a fuertes se  han registrado en algunos municipios de las regiones Costa Chica, Centro, Norte y Acapulco, informó la Secretaría de Protección Civil en el estado.

La dependencia explicó que debido al ingreso de aire marítimo tropical procedente del océano Pacífico en interacción con el refuerzo orográfico y el calentamiento diurno, al final de la tarde y transcurso de la noche de ayer, así como la mañana de este día, provocaron tormentas locales aisladas de moderadas a fuertes.

En las primeras horas de este día, en el puerto de Acapulco se registró una lluvia de moderada a fuerte. De acuerdo a un reporte vía 911, se cayó un árbol en calle El Morro y avenida Gran Vía Tropical del Fraccionamiento Las Playas, esto afectó una camioneta marca Honda modelo Odyssey color blanca.

De igual forma, en el reporte meteorológico está mañana se ubicó un núcleo nuboso que se localiza frente a las costas de los municipios de Coyuca de Benítez y Benito Juárez, lo cual favorece las precipitaciones con tormentas locales aisladas, presenta movimiento lentamente hacia el oeste-suroeste.

Dámaso Santamarina, un profesor jubilado de 83 años de edad, perdió el sentido al participar en la protesta que ayer llevó a cabo un grupo de sus compañeros para exigir, por enésima vez, que el gobierno les pague puntualmente su pensión, por un lado, y les haga efectivos bonos y otras prestaciones que les ha suspendido, por otro. El calor, el sol, el desgaste físico, fueron demasiado.

Pero ni situaciones como esa ni otros apuros ni malabares que tienen que hacer los agraviados para sobrevivir y manifestarse, son razón suficiente para que el gobierno haga suyo el problema y lo resuelva.

Las autoridades del Issspeg, institución de la cual dependen los docentes jubilados, ha sido incapaz de resolver su situación financiera para asumir su responsabilidad frente a los profesores retirados.

Se zafan esgrimiendo que la crisis tiene su origen en los adeudos millonarios que arrastran diversos municipios con la institución; temiendo las consecuencias políticas que podría arrojar el presionar a los ayuntamientos para que paguen, no se atreven a buscar mecanismos de cobro, como podría ser el hecho de que el gobierno federal les descuente de sus participaciones para cubrir sus adeudos.

Ni los jubilados son culpables del hundimiento del Issspeg, ni el Issspeg sería culpable de las repercusiones económicas que podría acarrear la aplicación de medidas coercitivas para hacer efectivos los cobros.

La inseguridad ha alcanzado niveles nunca vistos. En una acción pocas veces vistas, el sector empresarial del país levantó la voz públicamente para exigir al gobierno federal que haga lo suficiente para abatir el problema.

Lo mismo la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) que el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) demandó al gobierno federal frenar ya el problema “porque los habitantes –advirtieron– están perdiendo la paciencia ante la impasibilidad de las autoridades”.

En Guerrero ocurrió algo parecido con los permisionarios del transporte público.

Rogelio Hernández Cruz, presidente de la organización transportista Un nuevo Horizonte para Guerrero, advirtió que “el gremio no soporta más prestar el servicio de transporte debido a la inseguridad y crímenes contra trabajadores del volante, los cuales se intensificaron a partir de 2009”.

Una de las demandas más sentidas de la oposición durante el régimen que gobernó al país la mayor parte del siglo pasado buscaba fragmentar la inmensa concentración de poder del presidente de la República, una de cuyas expresiones era la gran cantidad de organismos que tenían razones de ser muy alejadas de las decisiones federales. Era la exigencia de descentralización administrativa, que pugnaba por transferir a los gobiernos estatales o, incluso, a los municipales, la conducción de esas dependencias, como una manera de practicar un verdadero federalismo.

Finalmente –sea porque aquel régimen cedió o porque de plano desapareció–, la tan anhelada descentralización se hizo realidad, si bien se limitó a algunos pocos organismos.

Sin embargo, el experimento no funcionó porque en el interior del país no hay suficientes contrapesos al poder que concentran los gobernantes locales, quienes acaban haciendo lo que quieren con los recursos públicos.

En el ámbito federal los contrapesos existen más en apariencia que en la realidad, y su efecto no suele ser tan real cuando se trata de asuntos que le interesan de manera particular al Presidente. Y hay otros que ni siquiera han llegado a materializarse porque afectarían a montones de intereses creados, como el Sistema Nacional Anticorrupción, que no puede operar a plenitud porque no ha sido designado fiscal para ello. En el ámbito local la situación es peor. Van algunos ejemplos:

Archivo

« Junio 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30