Tras un ataque de perros que dieron muerte a una Zarigüeya hembra adulta que gestaba, se rescató a las 9 crías que mantenía el ejemplar en su marsupio


Los siete ejemplares de zarigüeya sobrevivientes fueron liberadas en el Área Natural Protegida conocida como “Parque Nacional El Veladero”, en Acapulco de Juárez, el cual reúne las condiciones adecuadas para su supervivencia.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) liberó 7 crías de Zarigüeya (Didelphis marsupialis) luego de haber sido rescatadas tras la muerte de su madre, a causa de un ataque de perros.

El pasado 7 de mayo de 2018, en atención a un reporte por parte del Centro de Atención al Turista Acapulco (CAPTA), donde se reportó un ataque de perros a un ejemplar de Zarigüeya hembra, que traía consigo 9 crías, inspectores de la PROFEPA acudieron al sitio indicado con el fin de resguardar a los ejemplares de vida silvestre.

Los inspectores que acudieron a atender el reporte constataron que en el lugar se encontraba sin vida una Zarigüeya y en su marsupio (bolsa especializada de las hembras que tiene la función de llevar, proteger y alimentar a las crías), se encontraron con vida 9 crías, por lo que se procedió a su resguardo y proporcionar los cuidados necesarios para su supervivencia; la zarigüeya muerta fue enterrada con el fin de evitar daños en la salud pública.

Las crías fueron entregadas  a la Unidad de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA) ¨Zooselva Región Guerrero¨, en donde se les proporcionaron los cuidados necesarios para  su desarrollo y prepararlas para ser liberadas en su hábitat, logrando sobrevivir 7 de las 9 crías resguardadas.

Una vez que las zarigüeyas llegaron a una longitud total promedio de 25 centímetros, y una etapa de desarrollo considerado apto para subsistir en vida silvestre, fueron liberadas en el Área Natural Protegida conocida como ¨Parque Nacional El Veladero¨, en Acapulco de Juárez, Guerrero, el cual reúne las condiciones adecuadas.

Con estas acciones, la PROFEPA consolida su compromiso de salvaguardar la vida silvestre y su conservación en su hábitat natural.

 

Culpar a un supuesto o real enemigo extranjero suele ser el expediente fácil al que recurren los dictadores que, hundidos en su ineptitud y abandonados por sus socios, no hallan salida a las consecuencias de sus barbaridades.

Es el expediente al que ahora está recurriendo la dictadura familiar de Daniel Ortega Saavedra y su esposa Rosario Murillo en Nicaragua. Advierte el régimen de un intento de golpe de Estado disfrazado de revuelta popular.

Pero no hay complot que pueda movilizar a cientos de miles de personas en las calles. Si eso fuera posible, sería –por ejemplo– muy fácil desvirtuar la victoria electoral de Andrés Manuel López Obrador, y cualquiera sabe que eso sería un despropósito. Y por eso, en el caso del ex candidato de Morena, sus contrincantes electorales, el Presidente de la República y los dirigentes de partidos y de gremios se apresuraron a reconocerle sus prendas, lo cual de paso demostró su civilidad política.

De igual manera, no será fácil desvirtuar las motivaciones de las masivas manifestaciones en Nicaragua que exigen la salida de la familia Ortega-Murillo del poder.

Los dictadores, todos, son abominables, sean de izquierda o de derecha. Los peores son los que se corrompieron y terminaron por defender intereses mezquinos, los suyos o los de su clan familiar, como es el caso del dictador de Nicaragua.

La democracia supone y demanda la participación de todos; precisa que todos los ciudadanos estén bien informados de lo que sucede en la administración pública, para que las decisiones que tomen estén sustentadas en una información completa y correcta; exige que el ciudadano cumpla sus obligaciones cívicas, es decir lo que el colectivo espera de cada uno de sus integrantes, sus deberes para con su sociedad; una de esas obligaciones es votar, por una o por otra opción, y luego vigilar el desempeño de los que hayan resultado favorecidos con la mayoría de los sufragios, y muchas obligaciones más. Si bien esas obligaciones pueden resultar onerosas para muchos, en ellas radica la fortaleza de un sistema democrático.

La democracia es el peor sistema de gobierno diseñado por el hombre, con excepción de todos los demás, escribió alguna vez el primer ministro británico Winston Churchill.

En una democracia la mayoría manda, pero las minorías no quedan aplastadas, ni sin voz, ni a merced de los caprichos del gobernante. Para eso se ideó el principio de representación proporcional –tan denostado por los que exigen el todo o la nada–, para que quienes no obtuvieron en la elección la mayoría –absoluta o relativa– puedan tener acceso a los congresos y otros organismos colegiados donde se toman las decisiones.

El vencedor gobierna para todos, y debe aceptar la crítica con madurez cívica. En una democracia hay y debe haber contrapesos a los poderes, porque no le concede cheques en blanco a nadie. Los contrapesos son saludables porque evitan los excesos.

Las derrotas no son definitivas, porque la democracia da oportunidad a los contendientes de volver a la arena de lucha una y otra vez, siempre mejor preparados. Andrés Manuel López Obrador es el ejemplo más inmediato de ello, pues a la tercera venció. Pero mientras los derrotados recomponen sus fuerzas, harían bien en cerrar filas en torno al vencedor, no por conveniencia propia, sino por el bien de la nación, pues a fin de cuentas la que los diferencia es la visión que tienen del país. “Ningún presidente se levanta pensando cómo joder a México”, dijo hace no mucho tiempo Enrique Peña Nieto.

Realizar un viaje de larga distancia en carro requiere tomar en cuenta ciertas precauciones para llevar adelante un paseo tranquilo y sin inconvenientes. Es necesario estar seguros de que el vehículo se encuentra en óptimas condiciones, para lo cual habrá que hacer una revisión de los aspectos técnicos más importantes, reduciendo así las posibilidades de tener algún accidente en la ruta. A continuación, te dejamos junto a Comparaencasa, algunas recomendaciones para preparar el carro y encarar un largo viaje de la mejor manera.

 

Revisar los elementos de seguridad

Debes revisar que la carga del extintor esté completa y comprobar el estado de todas las luces. Además, es recomendable preparar un botiquín de primeros auxilios y no olvidar la llave de las llantas ni el gato, por si es necesario realizar su cambio. Recuerda que siempre tienes que llevar la tarjeta de circulación del vehículo, la licencia de conducir y la póliza de la compañía de seguro.


Comprobar llantas

Uno de los factores de seguridad más importante a la hora de conducir, es el buen estado de las llantas; si estas tienen algún tipo de desgaste, procura cambiarlas. También debes revisar que los niveles de presión de las llantas sean los adecuados.


Asegurar frenos

Comprobar la condición de los frenos es una de las grandes asignaturas pendientes para la mayor parte de los conductores. Mantenerlos en buenas condiciones es un factor imprescindible para viajar de manera segura. Los frenos deben tener revisiones obligatorias y se recomienda revisar cada 10 mil kilómetros el desgaste de las balatas. En caso de que el grosor de las mismas sea igual o inferior a 3 mm, es necesario proceder a su cambio.


Comprobar niveles de aceite y otros líquidos

Es fundamental asegurarse de que estén en sus niveles óptimos los líquidos de freno, limpiaparabrisas, agua, dirección y refrigeración. Revisar el nivel de aceite también es esencial, ya que la falta del mismo podría terminar fundiendo las piezas de tu vehículo. Si no lo sabes hacer por tu cuenta, puedes dirigirte a la gasolinera más cercana y que el personal a cargo revise los niveles de todos líquidos mencionados.


Evitar cargas pesadas en el techo del vehículo

Colocar objetos en el techo puede generar cierta inestabilidad al momento de conducir. Si no tienes un baúl para cargar lo que necesitas, procura colocar las cosas en el centro del techo y modificar el eje aerodinámico del carro.


Estar preparado

Para realizar un viaje largo es importante que nos aseguremos de conducir con ropa cómoda, y no nos olvidemos de llevar botellas de agua para mantenernos hidratados. Procura estar bien descansado, debes dormir al menos 8 horas, y si vas a conducir de noche, abre un poco las ventanillas y sintoniza buena música para mantenerte despierto y atento.

Realizar un viaje de larga distancia en carro requiere tomar en cuenta ciertas precauciones para llevar adelante un paseo tranquilo y sin inconvenientes. Es necesario estar seguros de que el vehículo se encuentra en óptimas condiciones, para lo cual habrá que hacer una revisión de los aspectos técnicos más importantes, reduciendo así las posibilidades de tener algún accidente en la ruta. A continuación, te dejamos junto a Comparaencasa, algunas recomendaciones para preparar el carro y encarar un largo viaje de la mejor manera.

 

Revisar los elementos de seguridad

Debes revisar que la carga del extintor esté completa y comprobar el estado de todas las luces. Además, es recomendable preparar un botiquín de primeros auxilios y no olvidar la llave de las llantas ni el gato, por si es necesario realizar su cambio. Recuerda que siempre tienes que llevar la tarjeta de circulación del vehículo, la licencia de conducir y la póliza de la compañía de seguro.


Comprobar llantas

Uno de los factores de seguridad más importante a la hora de conducir, es el buen estado de las llantas; si estas tienen algún tipo de desgaste, procura cambiarlas. También debes revisar que los niveles de presión de las llantas sean los adecuados.


Asegurar frenos

Comprobar la condición de los frenos es una de las grandes asignaturas pendientes para la mayor parte de los conductores. Mantenerlos en buenas condiciones es un factor imprescindible para viajar de manera segura. Los frenos deben tener revisiones obligatorias y se recomienda revisar cada 10 mil kilómetros el desgaste de las balatas. En caso de que el grosor de las mismas sea igual o inferior a 3 mm, es necesario proceder a su cambio.


Comprobar niveles de aceite y otros líquidos

Es fundamental asegurarse de que estén en sus niveles óptimos los líquidos de freno, limpiaparabrisas, agua, dirección y refrigeración. Revisar el nivel de aceite también es esencial, ya que la falta del mismo podría terminar fundiendo las piezas de tu vehículo. Si no lo sabes hacer por tu cuenta, puedes dirigirte a la gasolinera más cercana y que el personal a cargo revise los niveles de todos líquidos mencionados.


Evitar cargas pesadas en el techo del vehículo

Colocar objetos en el techo puede generar cierta inestabilidad al momento de conducir. Si no tienes un baúl para cargar lo que necesitas, procura colocar las cosas en el centro del techo y modificar el eje aerodinámico del carro.


Estar preparado

Para realizar un viaje largo es importante que nos aseguremos de conducir con ropa cómoda, y no nos olvidemos de llevar botellas de agua para mantenernos hidratados. Procura estar bien descansado, debes dormir al menos 8 horas, y si vas a conducir de noche, abre un poco las ventanillas y sintoniza buena música para mantenerte despierto y atento.

Archivo

« Julio 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31