Pedir que las autoridades electorales, junto con las procuradurías y las fiscalías del país, garanticen el apego a la ley en los candidatos de los partidos, como lo hizo y lo ha reiterado el dirigente estatal de Morena, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, es, por lo menos, un despropósito.

Nadie en este mundo puede garantizar algo semejante, pues los candidatos no son máquinas programables, ajenas a sus circunstancias y su entorno. Antes, al contrario, lo que sí puede asegurarse es que, tarde o temprano, las realidades que vayan enfrentando a lo largo de su desempeño en el cargo público que les conceda el voto popular les harán cambiar su perspectiva de las cosas, sus opiniones, sus intereses y –para bien o para mal– sus actitudes y su comportamiento.

O les puede suceder como a muchos que han llegado al cargo con el expediente limpio, pero en cuanto asumen su función –sobre todo los presidentes municipales– se les acercan los mafiosos de la plaza a imponerles sus condiciones, a extorsionarlos, a exigirles dinero de las partidas presupuestales bajo su resguardo, so pena de asesinarlos o de asesinar a sus familiares.

Y muchos de los noveles alcaldes ceden sin denunciar, porque ni ellos mismos confían en las autoridades de procuración de justicia del país, y así es como acaban involucrados en el crimen organizado.

Tampoco ha de pretenderse que las procuradurías y las fiscalías investiguen a cada uno de los candidatos a los 3 mil 326 cargos de elección que estarán en disputa el próximo año.

Cuando empezó a operar la reforma educativa, la Coordinadora de Trabajadores de la Educación, lo mismo nacional que estatal, se desgarró la vestiduras blandiendo como arma de oposición que la educación tendía a privatizarse con el cambio y manejaba como elemento de muestra el cobro por las inscripciones.

La oposición fue férrea, cerrada, inflexible, hasta que las secretarías de Gobernación y Educación llamaron al diálogo a los defensores; líderes y funcionarios platicaron, negociaron, llegaron a acuerdos que en ningún momento se dieron a conocer; el caso es que los protestantes radicales, recalcitrantes, intransigentes, se apaciguaron y no volvieron a abrir la boca, sospechosamente.

Llegaron las inscripciones; los directores escolares volvieron a imponer su ley y no inscribieron a alumno alguno sin previo pago de la cuota impuesta; no obstante, los profesores que alegaban que con esta acción se conducía a la privatización, nada dijeron, lo cual los convirtió en cómplices.

Por su parte, la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), por medio de su contralor interno, Ramón Apreza Patrón, volvió a repartir la circular número CISEG/2017/002 mediante la cual exhorta –ni siquiera ordena, tampoco exige– a no cobrar por inscripción, cuando ya todas las inscripciones se llevaron a cabo y los inscritos incluso comienzan hoy el ciclo escolar, sobre lo cual la Ceteg, a pesar de las quejas de los padres de familia, a quienes se atribuye la autorización de las cuotas, ni siquiera ha emitido postura alguna, aunque, en su lucha, demandó y obtuvo el respaldo de los padres pretextando que la reforma educativa privatizaría la educación mediante esos cobros.

Integrantes de la Asociación de Astronomía de Acapulco Aldebarán explicaron a asistentes el fenómeno que en el puerto se vio en 30%


Decenas de familias, jóvenes, estudiantes, personas de todas las edades, se dieron cita en el estacionamiento del Fuerte de San Diego para presenciar, al menos de forma parcial, el eclipse de sol que pudo ser visto de mejor manera en territorio de Estados Unidos.

Durante la mañana, integrantes de la Asociación de Astronomía de Acapulco Aldebarán, participaron como guías de curiosos y aficionados a la observación espacial y cuerpos celestes, que más que eclipse, que apenas pudo verse en un 30 por ciento, tuvieron que soportar el calor y el sol de mediodía.

Algunas mujeres estrenaron peculiares lentes oscuros, especiales para presenciar el fenómeno sin lastimar su vista. El eclipse inició en territorio estatal a las 12:06 horas.

Los jóvenes voluntarios de la asociación y aficionados a la astronomía, explicaron los cuidados necesarios para presenciar el ocultamiento del sol a través de vidrios especiales.

Algunos portaban artefactos de cartón elaborados especialmente para la ocasión, o vidrios de soldador número 14, recomendado por especialistas.

Conflictos educativos que se estuvieron presentando en varias zonas de la entidad y que se habían desactivado eventualmente por el periodo vacacional resurgieron al empezar el ciclo escolar 2017-2018.

En Taxco, durante más de tres horas, padres de familia bloquearon la arteria principal para exigir al titular de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), José Luis González de la Vega Otero, la reposición de dos maestros que se jubilaron en la primaria Juan Ruiz de Alarcón.

Los inconformes mantuvieron una manta denunciando que la SEG, desde marzo, no les respondió a sus demandas, lo cual evidenció que el problema no es nuevo.

En Costa Grande, las 11 escuelas que integran la zona escolar 72 de nivel primaria, cuya jurisdicción abarca Atoyac y San Jerónimo, no comenzaron el nuevo ciclo escolar; los docentes se negaron a laborar en protesta por la falta de 30 maestros en varios planteles, situación que se arrastra desde el ciclo pasado y que, dicen los inconformes, la SEG se ha negado a resolver.

En Tlapa, trabajadores de cuatro zonas de escuelas secundarias técnicas tomaron por asalto las oficinas regionales de la SEG para exigir el pago de adeudo de horas laboradas hace más de cinco años.

Por otro lado, en el mismo municipio de Tlapa, padres de familia de la escuela primaria Gregorio Díaz García impidieron el ingreso de la directora del plantel y de otra profesora, a quienes pidieron que ya no se presenten más, pues sólo habían ocasionado pleitos y divisiones.

El asunto no es nuevo; sino que es de años, se quejaron los padres.

Habitantes de la sierra protestaron en Chilpancingo en reclamo de maestros.

Archivo

« Mayo 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31