Permiten delinquir para luego justificarse

Escrito por  Ene 10, 2018

Como buscando justificar la detención de policías comunitarios el domingo pasado en los Bienes Comunales de Cacahuatepec, el vocero de seguridad del Grupo Coordinación Guerrero (GCG), Roberto Álvarez Heredia, declaró que debido a la falta de una reglamentación clara, integrantes de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (Crac) se han coludido con el narcotráfico.

Sobra decir que ninguna reglamentación, por muy desfasada y desactualizada que esté, puede dar lugar a que los policías comunitarios se desvíen de su función de proteger a la población que para este efecto los designó; y si llegaran a hacerlo, la autoridad del fuero que sea está obligada a proceder como en el caso de cualquier infractor.

Ahora bien, tiene razón el vocero al sacar a colación la irregularidad del funcionamiento de esos guardias derivada de la falta de homologación de la Ley 701, bajo cuyo amparo funcionan, con las leyes federales, lo cual debió ocurrir desde el año pasado; lo cual, debido a la irresponsabilidad del Congreso local, no se ha llevado a cabo, no obstante los conflictos ocurridos que han sido atribuidos a esta omisión de los diputados.

Eso no significa, desde luego, que el incumplimiento de los legisladores deba utilizarse de pretexto para dejar que los comunitarios se aparten de la tarea que les corresponde.

Una y otra vez, el Poder Ejecutivo se ha comprometido a intervenir para que se regularice esa ley, pero no ha cumplido, aun cuando puede hacerlo porque tiene mayoría en el Congreso.

Se ha dicho ya, por otro lado, incluso entre los mismos diputados, que organizaciones como la Upoeg y el Fusdeg no serían incluidas en la ley de referencia por no ajustarse a los requerimientos; empero, a pesar de los enfrentamientos que protagonizaron con saldo de muertos, heridos y desaparecidos, nadie los mete al orden, ni les aplica la ley.

La autoridad ni las ve, ni las oye, lo cual la convierte en cómplice de sus atrocidades.

Luego entonces, que no salga con justificaciones, porque no hace más que escupir al cielo, pues si los comunitarios, del grupo que sean, han infringido la ley es porque se lo han permitido.