El fiscal cuestionado

Escrito por  Ene 30, 2018

La muerte del turista chileno Martín Javier ocasionada por un impacto de arma de fuego en el centro nocturno Baby Lobster durante una riña en la que hubo además cinco heridos, echó por la borda el lema que en sus anuncios y campañas promocionales desplegaban los responsables de la actividad turística en el sentido de que la seguridad de los paseantes está garantizada.

El hecho, aun siendo la excepción, debe ser explicado conforme ocurrió la tragedia; no se justificaría de ninguna manera la exageración; pero eso no significa que sí sea valedero minimizar el suceso.

Apegado a su estilo, el titular de la Fiscalía General del estado, Xavier Olea Peláez, declaró: “nosotros queremos decirles que Acapulco, que recibe más de un millón de turistas al año, y hoy, pues, aconteció esta circunstancia que es muy lamentable”, lo cual  puede derivar en diversas interpretaciones desafortunadas.

Olea Peláez ha sido blanco de frecuentes críticas por asumir posturas que nada tienen que ver con el aspecto jurídico al cual debería constreñirse en su desempeño de fiscal, en vez de recurrir a declaraciones que, como en este caso, ofrecen la percepción de querer o minimizar lo acontecido o proteger la imagen de una autoridad o un gobierno que debió haber dispuesto medidas tendentes a evitar la muerte del chileno.

Ha ocurrido que en el caso de otras muertes, sin mediar investigación alguna, el funcionario se ha apresurado a hacer conjeturas sobre las causas, llegando a afirmar que los difuntos tenían nexos con narcotraficantes, lo que, desde luego, lastima a los familiares.

Apenas este domingo, el dirigente estatal de Morena, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, lo acusó de trivializar los feminicidios. Los tiene que tomar en serio, reforzó.

Pareciera que en ciertos momentos, el fiscal está más preocupado por cuidar la imagen del gobierno estatal, del cual, bien lo sabe, es independiente; sin embargo, actúa como si el gobernador fuera su jefe.

En sí, Peláez Olea tiene problemas en el manejo de los casos que caen en su jurisdicción, así como por no ofrecer resultados satisfactorios, pero su relación con el gobierno estatal, cuyo titular lo propuso para el cargo, es buena, y en el Congreso los diputados priístas y sus aliados lo sostienen y defienden contra quienes exigen su destitución e incluso han demandado someterlo a juicio político. n