Una propuesta concreta

Escrito por  May 10, 2018

Novedosa es la propuesta –indemnización roja, la llama- que maneja la abogada Marivel Simón Nicolás, candidata a diputada local por el partido Coincidencia Guerrerense, respecto a que el gobierno del estado debe ser obligado a otorgar una pensión a los hijos de una persona que fue asesinada si en el lapso de un año no se ha dado una investigación que ubique y sancione al responsable.

A manera de justificación, frecuentemente se ha manejado que, ante la ola de violencia que enfrenta la entidad, no es posible que la autoridad brinde seguridad a cada uno de los habitantes.

Es cierto, concede Marivel Simón, no puede cuidar a cada ciudadano para evitar que lo maten, pero también es cierto, refuerza, que el gobierno está obligado a garantizar el castigo a los responsables, y si no puede, entonces debe ver por sus descendientes como lo hubiera hecho el padre muerto.

Una ley en este tenor –otra verdad que no necesita demostración- llevaría al gobierno inevitablemente a la quiebra, pero también previendo eso mismo sería un acicate para que asumiera su responsabilidad de investigar, detener y castigar a los responsables de los homicidios.

La propuesta la maneja la profesionista en sus labores proselitistas, adquiriendo el compromiso ante los ciudadanos de presentar al Congreso local una iniciativa de ley en ese sentido.

Habrá que esperar primero a ver si gana las votaciones el primero de julio; interesante sería conocer luego la reacción que sobre esta reforma tengan las miles de familias que han perdido al jefe de la casa, en tanto la autoridad se concreta a lamentar los homicidios y a anunciar supuestas investigaciones de las que nunca da resultados.

Interesante sería ver si cuando tuviera que pagar indemnizaciones por su incapacidad para resolver los asesinatos en uno de los estados con mayor cantidad de homicidios dolosos, el gobierno se comporta con la pasividad con que actúa actualmente.

Claro está que si la iniciativa llegara al Congreso, la autoridad se valdría de todos sus recursos para impedir que prosperara, aunque, por otra parte, tendrá seguramente la presión de organizaciones civiles que agrupan a cientos y cientos de desaparecidos de los que se sospecha que están muertos y de las familias sobre cuyos jefes se ha comprobado su defunción.

Es, pues, una propuesta concreta y de interés colectivo de una candidata. Habrá que esperar para conocer su destino. n