Inseguridad desbocada y descuidada

Escrito por  Jun 01, 2018

La inseguridad ha alcanzado niveles nunca vistos. En una acción pocas veces vistas, el sector empresarial del país levantó la voz públicamente para exigir al gobierno federal que haga lo suficiente para abatir el problema.

Lo mismo la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) que el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) demandó al gobierno federal frenar ya el problema “porque los habitantes –advirtieron– están perdiendo la paciencia ante la impasibilidad de las autoridades”.

En Guerrero ocurrió algo parecido con los permisionarios del transporte público.

Rogelio Hernández Cruz, presidente de la organización transportista Un nuevo Horizonte para Guerrero, advirtió que “el gremio no soporta más prestar el servicio de transporte debido a la inseguridad y crímenes contra trabajadores del volante, los cuales se intensificaron a partir de 2009”.

Hernández Cruz sostuvo que hasta mil transportistas han sido asesinados cada año en el estado.

Si bien la Presidencia de la República reconoció que la inseguridad ha alcanzado niveles inusitados, sobra puntualizar que si bien resulta sano reconocer que hay el problema, de ninguna manera significa que con ello va a decaer, sino que hace falta acciones eficaces.

No obstante, la percepción de diferentes sectores es que el gobierno federal se ha desentendido del punto para concentrarse en las campañas electorales.

Ya no habla de nuevas estrategias ni de intensificar la lucha contra la delincuencia, dando la impresión de haberse replegado, posición que el crimen ha aprovechado para intensificar sus ataques.