Permisividad y silencio

Escrito por  Jun 11, 2018

La pasividad de las autoridades en torno a los sucesos relacionados con el Centro de Reinserción Social de Acapulco no podría ser más manifiesta.

Una riña dentro del penal dejó el 16 de julio de 2017 un total de 28 internos muertos y tres heridos.

Se habló de que el incidente se generó por la pugna entre grupos criminales rivales al interior del reclusorio.

Se dijo que los muertos presentaban heridas de armas punzocortantes, pero también se habló de decapitados y del uso de armas de alto poder.

La investigación de la Fiscalía General del Estado no fue más allá del levantamiento de cadáveres.

A partir de ahí hubo hermetismo de las autoridades. No se volvió a tocar el caso. Nunca se supo a ciencia cierta qué pasó, ni cómo, ni qué medidas se tomaron.

El 18 de septiembre de 2017, más de 300 mujeres se manifestaron fuera del Cereso para exigir que termine la revisión vaginal, y pidieron la destitución de los actuales mandos de seguridad de la cárcel.

El 15 de diciembre de 2017 hubo un intento de motín provocado por la inconformidad de ocho reos que serían trasladados, mientras que en la zona Dorada, transportistas colapsaron el puerto durante la tarde para exigir la destitución de autoridades del penal y de seguridad estatal.

El 10 de abril de 2018, unas 300 personas se manifestaron en la Calle del Futbol, en el acceso al penal, para exigir que cese el maltrato a familiares de internos.

Los inconformes arribaron al sitio a bordo de cuatro camiones urbanos, y bloquearon la circulación vehicular. Muchos dijeron ser comerciantes, pero se negaron a dar declaraciones a medios de comunicación.

Ayer, transportistas, comerciantes y personas que dijeron ser familiares de internos del reclusorio bloquearon ambos sentidos de la Costera, en la glorieta de La Diana, en la zona Dorada del puerto, así como la avenida Cuauhtémoc, donde atravesaron un autobús, para exigir que cese el maltrato y el hostigamiento de grupos de poder contra reos al interior del penal.

Los inconformes exigieron el traslado de presos que “ejercen control” en la cárcel de Las Cruces.

No obstante, oficialmente, nada sucede. n