Nuevas relaciones

Escrito por  Jul 09, 2018

Las campañas electorales suelen transformarse en escenarios de enfrentamientos verbales apasionados entre los grupos que apoyan a los candidatos; terminada esa etapa, importante es remontarla y concentrarse en la armonía y el trabajo a fin de salir adelante en las actividades a las que está dedicada la población.

De ahí la importancia del pronunciamiento del gobernador, Héctor Astudillo Flores, quien, sin importarle militar en un partido político diferente al que ganó la Presidencia de la República y la presidencia municipal de Acapulco, hace un llamado general a la reconciliación, a la concordia y al trabajo coordinado entre los gobiernos federal, estatal y municipal.

Un priísta conciliador y de diálogo, el jefe del Ejecutivo de la entidad, dice “tomarle la palabra a Andrés Manuel López Obrador”, candidato de Morena ganador de la Presidencia, quien considera importante la conciliación como una forma de gobernar con buenos resultados.

La conciliación con todos fue una de las líneas seguidas por López Obrador durante su campaña; junto con ella, otra no menos importante fue el combate a la corrupción, siendo su idea de lograr un cambio en el país lo que motivó a la gente para votar por su candidatura.

Es evidente que lo mismo el nuevo presidente de México que la alcaldesa de Acapulco, también de Morena, Adela Román, hallarán en Astudillo Flores a un gobernante con disposición de unir esfuerzos en aras del progreso de la entidad.

Por fortuna, ha llegado ya el momento de una nueva relación en la que se puede fincar la cooperación y la buena voluntad para sacar al puerto del rezago que tanto lo lastima.

De ahí que habrá que saludar las declaraciones de Astudillo Flores tomándole la palabra al virtual presidente de México, quien extiende los brazos para dejar atrás los desencuentros propios de las campañas y dar principio a una buena relación ya entre gobernantes. n