Hacia la pacificación del país

Escrito por  Esthela Damián Peralta Ago 08, 2018

Inició en Ciudad Juárez, Chihuahua, la consulta nacional para elaborar la nueva estrategia de combate al crimen. El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, encabezó el arranque del primero de 17 foros que se llevarán a cabo en igual número de estados en el país, con la finalidad de obtener insumos para el plan nacional de pacificación.

En la convocatoria, los organizadores reconocieron la importancia de escuchar a las víctimas y de iniciar la discusión en esta zona fronteriza, ya que Ciudad Juárez es una de las regiones del país más afectadas por la violencia.

Las mesas se dividirán en Víctimas, garantías de no repetición y mecanismos de reparación; Seguridad y Justicia; Dinámicas fronterizas, migración y seguridad; Prevención, cohesión comunitaria y reconstrucción nacional, y Construcción de Paz.

En su intervención, López Obrador pidió que no haya simulación en los foros que arrancaron como parte de la consulta nacional para elaborar la nueva estrategia de combate al crimen.

Al respecto, relató que visitó junto con el gobernador Javier Corral un hospital abandonado que fue inaugurado, pero sólo con la fachada terminada y el resto está en obra negra.

Esa simulación del hospital, remarcó, no se quiere en nada de lo que será el nuevo Gobierno. Rechazó tajantemente ese tipo de acciones sólo para la foto, para la escenografía.

Afirmó que en el tema de inseguridad y violencia está a favor del perdón, pero no del olvido, y que se debe realizar un programa nacional que permita pacificar a todo el país.

Asimismo, sostuvo que los problemas sociales no pueden resolverse con medidas coercitivas ni con más violencia. En este sentido dijo no creer en la máxima del ojo por ojo o diente por diente, ni en la Ley del Talión, ya que si se pretende aplicar el ojo por ojo, diente por diente, todos nos vamos a quedar chimuelos.

Destacó que los foros de pacificación deben realizarse en un ambiente de libertad, pluralidad y debate sin censura. Estar dispuestos a perdonar. Recordó que en campaña dijo coincidir con los que dicen que no hay que olvidar, pero sí está a favor del perdón.

López Obrador enfatizó que tras su triunfo electoral, el siguiente paso es realizar un cambio de gobierno para el pueblo y con el pueblo, pero que cada quien debe aportar a la transformación del país por lo que es necesaria la participación de gobierno, ciudadanos y víctimas en los foros de paz para realizar una propuesta consensuada, aunque lleve tiempo y mucha discusión, hay que debatir, pero no dejar de tocar ningún tema, no debe haber tabú, autocensura.

Negó que exista algún compromiso con ciertos grupos, por lo que todas las opciones para lograr la pacificación del país pueden ser analizadas y advirtió que aunque la propuesta no guste a un gobierno extranjero se realizará si es que ésta es buena para la ciudadanía.

Expuso que todo lo que le convenga al pueblo de México se va a llevar a cabo, porque no existen compromisos con grupos creados, pues el único compromiso es con el pueblo de México.

A los participantes en estos foros, les hizo ver que tiene todas las libertades para que analicen todas las opciones.

También dijo tener muy claro que se llegaron a estos extremos de inseguridad y de violencia porque se abandonó a los jóvenes y a la actividad productiva, porque con el modelo neoliberal lo único que les ha importado es el saqueo de los bienes de la nación. Por eso mencionó que lo primero que ofrece es escuchar y atender a todos.

Prometió hacerse cargo del problema de la seguridad de manera personal. Por lo que todos los días en la mañana se reunirá  para recibir el parte y tomar decisiones. No delegará este asunto a ningún funcionario, sino que lo atenderá de manera personal. Aseguró que es tiempo de unidad y de reconciliación porque ya pasó la campaña.

Manifestó que se logrará sacar adelante al país sin la unidad de todos los mexicanos y sin el apoyo de todos. Convocó a ser respetuosos, tolerantes, nada de sectarismos, a  actuar con unidad, pensando que la patria es primero.

Anunció que en Ciudad Juárez habrá también un comité de seguridad que se reunirá con los representantes de las Fuerzas Armadas y la policía federal para analizar la situación todos los días a las 6 horas.

En su intervención, Olga Sánchez Cordero, perfilada para ocupar la Secretaría de Gobernación, aseguró que para frenar la violencia y conseguir la justicia es necesaria la colaboración de todos los poderes y niveles de gobierno.

No se equivocó al considera el nuestro como un país de personas desaparecidas, de fosas comunes, de servicios forenses con personas sin identificar.

Quien también acertó fue el presidente de Coparmex, Gustavo de Hoyos, al llamar al presidente Enrique Peña Nieto a tomar medidas en contra de la inseguridad y a no evadir su responsabilidad durante el periodo de transición. n