Con El Macho Mula festejan el carnaval en las comunidades amuzgas Foto: Misael Damián

Con El Macho Mula festejan el carnaval en las comunidades amuzgas

Escrito por  Misael Damián Feb 14, 2018

Se cree que cura calambres y reumas a adultos mayores


Ometepec, 13 de febrero. Como una tradición ancestral, las comunidades amuzgas de los municipios de Tlacoachistlahuaca, Xochistlahuaca y Ometepec festejan el carnaval con danzas autóctonas, en especial con El Macho Mula, pues de acuerdo a la fe de muchos, con solo limpiar con las flores al animal y luego usarlas para limpiarse en la parte afectada del cuerpo, se quitan los dolores, calambres y reumas de las personas.

La fiesta que dio inicio este fin de semana y terminó este martes en la noche, se hace en remembranza a los días de angustia que pasó Jesús en manos de los fariseos, según se cuenta entre los que tienen fe. El viernes en la noche los fieles le llevan flores a la mula en la casa del mayordomo, en el lugar ejecutaron bailes con sones amuzgos, donde bailaron los adultos mayores, sobre todo, aquellos que tienen algunos malestares en el cuerpo que les ocasiona dolor, principalmente los calambres y reumas.

El recorrido de El Macho Mula empezó el sábado –para los creyentes representa la burla que le hicieron a Jesús en manos de los que lo apresaron-; en la noche el animal es llevado a la comisaría municipal, recordando que en aquellos tiempos cuando el Mesías fue entregado a la autoridad para posteriormente ser llevado por las calles. Durante el recorrido, los acompañantes ingieren la chicha (una bebida hecha a base de maíz, que se toma después de ser fermentado 8 días con agua). La chicha –se relata- es el agua sucia que prepararon los contrarios de Jesús para darle de beber, pero finalmente terminaron tomándosela los que lo crucificaron.

Aquilino Benito Martínez, comisario suplente de la comunidad amuzga de Cochoapa, del municipio de Ometepec, lugar donde está más arraigada esta tradición, dijo que los ancestros que dejaron este legado veneraban al animal vivo (ahora lo simbolizan con madera), y después descubrieron que el limpiar con las flores al cuerpo del animal y luego usarlas se les quitaba los dolores a muchos, “y desde entonces los que tienen reumas son los que más se acercan al Macho Mula”, afirmó.

Cochoapa es la comunidad donde inicia el territorio de los amuzgos y es la comunidad donde la fiesta se hace en grande; las personas acompañan con juegos la tradición, el juego de la lotería por las tardes en el centro de la población; los niños y jóvenes –principalmente- juegan con mojarse los unos a otros-, se tiñen de polvo de maicena en sus cabezas y se quiebran las cáscaras de huevos, cuyo contenido es agua con perfume, aunque algunos empiezan a distorsionar la originalidad, usando huevos reales.

Este martes, el animal, en el trayecto del recorrido, fue trasladado al domicilio del comisario municipal, Moisés de la Cruz Benito, y finalmente se lo llevaron a la comisaría, en espera de que alguien acepte llevarlo a su casa, quien será el mayordomo del próximo año, “todavía seguimos esperando quien se lo va a llevar, para la veneración del año entrante”, dijo el comisario.

Esta tradición se da también en las demás comunidades amuzgas de los tres municipios; en algunos lugares El Macho Mula es acompañado por mojigangas, y la Danza del Toro de Petate, cuyos personajes pasan por las tiendas de abarrotes para recolectar bebidas y dinero para seguir la fiesta.