No se interesan autoridades en las piedras labradas en Costa Grande Foto: Rodolfo Valadez Luviano

No se interesan autoridades en las piedras labradas en Costa Grande

Escrito por  Rodolfo Valadez Luviano Ago 04, 2018

Se cree que fueron talladas por quienes tiempo atrás habitaron esta región: habitantes

Ninguna dependencia se preocupa por conocerlas con el fin de estudiarlas y cuidarlas, señalan

Han dado aviso a representantes del Inah en la región, y hasta la fecha no han tenido respuesta, acusan


Atoyac, 3 de agosto. Dentro del ejido de El Humo, en Atoyac, en el punto conocido como Los Tanques, se encuentra un conjunto de piedras con dibujos labrados, las cuales, se cree que fueron talladas por quienes habitaron esta región tiempo atrás.

Los dibujos en las rocas son similares a los de otras que fueron encontradas en comunidades de la zona, como la Piedra del Mono en Achotla; Los Perros en Potrero de Carlos; la Piedra del Guerrero en Villa Rotaria, en el municipio de Tecpan, o las estelas labradas que se encuentran en el Zócalo de San Jerónimo.

Una de las rocas muestra un dibujo semejante al de una calavera, otras dos tienen dibujos de estelas cósmicas y otras más figuras de animales.

El sitio exacto donde se encuentran las rocas, está cerca de donde actualmente se construye la autopista federal Acapulco-Zihuatanejo y a diferencia de las figuras que en las piedras de las comunidades de Tecpan fueron pintadas, las de Los Tanques son figuras labradas.

De acuerdo con el habitante del lugar, Ramón Pino Barrientos, las piedras han estado en ese sitio hace por lo menos 76 años, que es la edad que él tiene, “pues desde que tengo uso de razón las veíamos cada vez que caminábamos por el lugar con mi padre para ir a trabajar o cuando buscábamos iguanas”, apuntó y agregó que las rocas se encuentran en el terreno propiedad de la señora Mercedes Loeza Méndez, habitante de la comunidad de Alcholoa.

Sin embargo, a pesar de que durante décadas han estado en ese sitio, ninguna autoridad se ha interesado por conocer las piedras, con el fin de estudiarlas y cuidarlas, porque se trata, aseguró, de las huellas que dejaron los primeros habitantes que estuvieron en esta zona.

“Hace muchos años un compañero de nosotros llevó papeles a Acapulco para dar a conocer la existencia de las piedras labradas, incluso, una autoridad le entregó un papel, creo que era algo relacionado con Ecología; con él, manteníamos limpio el lugar en espera de que las autoridades vinieran a conocer los vestigios pero jamás vino ni ha venido nadie”, contó el poblador de la comunidad de la Y.

Abundó que también han dado aviso a los representantes en la región del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), sin éxito, pues hasta la fecha no han tenido respuesta en cuanto a sus avisos.

“Para mí que se trata de dibujos que fueron labrados por quienes habitaron la región hace miles de años atrás, y sería interesante que los expertos vinieran, estudiaran los trazados y dieran a conocer a la gente su valor, al menos para saber de qué se tratan”, sugirió Ramón Pino.

El hombre indicó que según comentarios de otros pobladores, existe otro grupo de piedras con dibujos similares en un lugar conocido como El Limón, por la comunidad de El Ticuí, cerca de la cabecera municipal de Atoyac.