Regresa Ramón Almonte Borja al PRD e intenta ir tras la alcaldía de Acapulco

Escrito por  Roberto Ramírez Bravo Dic 14, 2017

Demanda piso parejo para competir por la coalición Por México al Frente

Asegura que sus derechos políticos en el partido siguen vigentes, y no tiene de qué avergonzarse


“Sin duda soy el mejor, por eso voy a participar”, dijo el abogado Ramón Almonte Borja al anunciar su regreso al PRD y su intención de buscar la candidatura a la alcaldía de Acapulco por la coalición Por México al Frente. 

En conferencia de prensa, demandó “piso parejo” para competir, y recordó que en 2015 renunció al PRD por no estar de acuerdo con la forma en que se condujo el proceso interno. 

Con el argumento de que nunca se procesó la renuncia que hizo en 2015 a su militancia en el Partido de la Revolución Democrática, y por tanto sus derechos siguieron vigentes, el ex secretario de Seguridad Pública estatal, Ramón Almonte Borja, afirmó no tener nada de qué avergonzarse, porque en la elección pasada apoyó al candidato priista Héctor Astudillo Flores. 

En una conferencia de prensa que realizó exactamente al cumplirse seis años de que dejó la secretaría de Seguridad Pública, después de que policías estatales o ministeriales asesinaron a dos normalistas durante una protesta en la autopista del Sol, en Chilpancingo, Almonte Borja señaló que sus derechos están a salvo al no haber sido encontrado responsable de esos hechos, y exhibió una carta de no antecedentes penales. 

Acompañado de un grupo de amigos, Almonte Borja también dijo no estar avergonzado de haber apoyado la candidatura a gobernador del PRI, pues sostuvo que “los ciudadanos tienen el derecho de ejercer el voto y hacerlo con libertad”, y señaló que como ciudadano votó con un sentido de responsabilidad, pero no es responsable de si el candidato que recibió su voto cumplió o no con sus promesas de campaña. 

Almonte Borja explicó que después de renunciar al PRD en 2015 -lo cual, dijo, lo hizo en protesta por las irregularidades que vio en el proceso interno para seleccionar a los candidatos de entonces-, y una vez que pasó la elección, recibió una invitación del dirigente estatal en ese momento, Celestino Cesáreo Guzmán, y con él revisaron su situación dentro del PRD y encontraron que nunca había sido procesada su renuncia, por lo cual seguía con sus derechos vigentes. 

En razón de ello, dijo, ahora presentará su precandidatura para que la coalición Por México al Frente le permita competir, para lo cual pidió “piso parejo”.

Sin embargo, aclaró que esta vez no va a renunciar si otra vez hay condiciones inequitativas, y aseguró que va a apoyar a los candidatos de la coalición. Si quien abandere la candidatura por la presidencia de la República es un panista, dijo, lo va a apoyar y hará campaña en su favor.

 Almonte Borja sostuvo que en sus cambios de afiliación política -primero en el PRD, luego apoyando al candidato del PRI, y ahora en posibilidad de apoyar a un panista que proponga la coaliciónno hay un planteamiento político o ideológico, sino sólo coyuntural. “No tengo problemas de ese tipo”, señaló.