La elección de Badillo fue un error: Aguirre Alcaide Foto: Rubén Vázquez Santiago

La elección de Badillo fue un error: Aguirre Alcaide

Escrito por  Roberto Ramírez Bravo Mar 20, 2018

“Entiendo que la encuesta no se realizó”


El ex precandidato del PRD a la alcaldía de Acapulco y dirigente de la corriente Unidad de Izquierda Guerrerense (UIG), Víctor Aguirre Alcaide, afirmó que la designación de Joaquín Badillo Escamilla como candidato a alcalde de Acapulco por la coalición Por Guerrero al Frente fue un error, pero ni él ni su corriente renunciarán al PRD por ese motivo, para no ser factor de división, sino que se sumarán a la campaña.

No obstante, advirtió que los errores se pagan muy caro, y la elección de Badillo traerá sus resultados, pero “ese muerto no lo cargo yo; que lo cargue el que lo mató”, dijo.

En conferencia de prensa, en la que estuvo acompañado de dirigentes estatales, como Félix Moreno Peralta y Alfredo Salas, consejeros estatales y nacionales, así como candidatos a diputaciones locales y alcaldías que son parte de UIG, Aguirre Alcaide reiteró que la candidatura del empresario no fue resultado de la encuesta, la cual dijo que no existió, sino de un acuerdo político.

Precisó que no fue invitado al acto en que se le presentó como candidato de la coalición, pero no asistió porque es consejero nacional, y el domingo hubo sesión; y aunque dijo que promoverá el voto por Badillo, no lo buscará, pues él ya está cumpliendo su compromiso institucional con eso, y la cortesía le corresponde al empresario. “La puerta es amplia”, señaló.

“Entiendo que la encuesta no se realizó, y a lo último fue una decisión política”, señaló, por lo que dijo que pidió a los dirigentes nacionales venir a Acapulco para darles una explicación a todos los aspirantes, pero hasta el momento no lo han hecho. “Nosotros hemos decidido seguir dando la pelea en el PRD; somos fundadores, hemos construido este partido”, dijo, y agregó: “no creo que tengamos que salir de esta casa, que esta casa la construimos nosotros”.

Aguirre Alcaide agradeció a quienes impulsaron su precandidatura, a Carlos Reyes, a Celestino Cesáreo, a Raymundo García, a Bernardo Ortega, a Alberto Catalán, así como a sus contendientes Marco Antonio Terán Porcayo y Ricardo Mejía Berdeja, quienes hicieron una propuesta para que el Frente pudiera salir de su crisis (que consistía en que se reasignara la candidatura y se le diera a él), pero “hubo silencio, y mi partido siguió en la ruta de no reflexionar”.

Dijo que después de reflexionar sobre el tema, UIG decidió mantenerse y apoyar a todos los candidatos de la coalición, pues “no seremos factor de división, ni soy factor de ruptura”, y afirmó que su permanencia en el PRD será para enderezar al partido.

“Yo digo que hubo excesos como nunca antes (en la selección del candidato), pero cada quien se debe dar cuenta de los excesos que tuvo. Sin embargo, nosotros aquí estamos”, dijo.

Un reportero le preguntó cómo se llama su candidato a la alcaldía de Acapulco.

–Se llama Joaquín Badillo... Escamilla, creo, ¿no?