Denuncia Félix Salgado estrategia del INE para fiscalizar excesivamente a candidatos de Morena Foto: Raúl Aguirre

Denuncia Félix Salgado estrategia del INE para fiscalizar excesivamente a candidatos de Morena

Escrito por  Roberto Ramírez Bravo Abr 17, 2018

La instancia electoral “tiene los ojos bien cerrados para los otros”, reclama el candidato

El propósito, impedir el triunfo imparable de López Obrador, dice en El Papayo, Coyuca de Benítez


El candidato a senador por la coalición Juntos Haremos Historia, Félix Salgado Macedonio, denunció una estrategia del Instituto Nacional Electoral (INE) para fiscalizar excesivamente a los candidatos de Morena y tratar de quitarles los triunfos en la mesa e impedir que ante lo que consideró un triunfo imparable de Andrés Manuel López Obrador, el próximo presidente cuente con el apoyo del Congreso.

Al visitar por primera ocasión como candidato el poblado de El Papayo, municipio de Coyuca de Benítez, Salgado Macedonio relató ante un grupo de ciudadanos que, por ejemplo, la bocina que estaban usando en ese momento y que fue prestada por una profesora militante, el INE la contabiliza en 20 mil pesos por día, y señaló que no podía subirse a un patio elevado –en una casa rústica dónde se llevó a cabo la reunión– porque le contabilizan como una tarima.

Salgado Macedonio expresó que el INE “tiene los ojos bien abiertos para Morena y bien cerrados para los otros”.

Dijo que si usa el chaleco con el logotipo de su partido, el INE le considera un gasto de mil pesos al día, y si va a una comunidad y se queda a dormir en casa de algún militante, de todas maneras el instituto registra mil pesos por concepto de habitación, y contabiliza la comida.

“El INE me quiere subir los gastos de campaña para que rebase los topes”, dijo, y señaló que en los lineamientos del órgano electoral “si se rebasan los topes de campaña, se anula la candidatura”.

Salgado Macedonio fue recibido en este poblado con un grito, apenas descendió de la camioneta oficial de su campaña: “¡Ora, Toro sin cerca”. Con ese nombre se le conoció hace poco más de 18 años, en su segunda campaña por la gubernatura, cuando se enfrentó con el priísta René Juárez Cisneros.

Ayer regresó como candidato. Sin embargo la gente lo reconocía, y algunos se presentaban en recuerdo de viejos tiempos. “Félix me conoce desde hace muchos años, y sabe que soy cabrón”, dijo uno que tomó el micrófono.

En el trayecto hacia El Papayo, a la altura de Pénjamo, la camioneta se encontró con un contingente de militantes de Morena que andaban repartiendo calcomanías, encabezados por el ex diputado y ex dirigente de SNTE, Víctor Salinas Salas. Salgado Macedonio se bajó y los acompañó unas calles y luego siguió su camino.

En torno a la fiscalización, consideró en entrevista que podría tratarse de una estrategia para que ante la alta posibilidad de que López Obrador se convierta en el próximo presidente de la República, les tumben a los morenistas muchas candidaturas en la mesa, alegando violaciones al tope de campaña, y que al final les pase como a los ex presidentes de Estados Unidos Bill Clinton y Barack Obama, que, dijo, tenían buenas intenciones, pero el Congreso de mayoría republicana, les bloqueaba todas sus iniciativas.