Cierra campaña Joaquín Badillo con la presencia de Ángel Aguirre Foto: Rubén Vázquez Santiago

Cierra campaña Joaquín Badillo con la presencia de Ángel Aguirre

Escrito por  Roberto Ramírez Bravo Jun 25, 2018

Si la elección se lleva a cabo en paz, el triunfo será contundente, prevé el candidato


El candidato de la coalición Por Guerrero al Frente, Joaquín Badillo Escamilla, denunció que policías federales detuvieron a simpatizantes de su candidatura en el poblado de Xaltianguis para impedirles llegar al cierre de campaña en el zócalo de Acapulco.

También dijo que durante los 45 días de la campaña hubo de todo: enfermedades, amenazas, coacción al voto por medio de la manipulación de los programas federales. Pero la gente se mantuvo y ahí estaba, en el zócalo.

El acto no contó con la presencia de ninguna figura nacional. El político de mayor peso fue el ex gobernador Ángel Aguirre Rivero, quien llamó a votar por todos los candidatos de la coalición, excepto el presidencial Ricardo Anaya, con quien dijo –en posterior entrevista– que no tiene ninguna coincidencia.

Los asistentes al mitin, no más de 2 mil personas, se ubicaron en un carril de la Costera, exactamente lo que abarca la parte frontal del zócalo, de la paletería La Michoacana hasta Bancomer, con tan mala fortuna, que mientras Badillo daba su discurso y decía que él no necesita colgarse de ninguna figura nacional, como otra cuya fotografía parece “de las bodas de plata”, la gente empezó a retirarse hasta dejar casi a la mitad el espacio ocupado.

En los discursos prácticamente no hubo mensaje político, pues todos, incluido el candidato a alcalde, se avocaron a mencionar a sus demás compañeros aspirantes.

Badillo Escamilla, en posterior entrevista, aseguró que el triunfo de su coalición está asegurado, y dijo que ha pedido a los operadores del PRI que cuando les den dinero para la compra del voto, en vez de que lo entreguen a la gente, se lo queden, porque la gente ya dijo que aunque lo reciba, votará por él. Les reclamará sus patrones, dijo Badillo, pero es mejor que les reclamen con un dinero en la bolsa, que sin nada.

El acto se programó para las 12 horas, pero la gente comenzó a llegar antes de las 11. El sol del mediodía hizo su parte, y el retraso en el comienzo también hizo lo suyo, pues comenzó alrededor de las 12:30, y la gente empezó a desesperarse. Estuvieron los candidatos al Senado, Beatriz Mojica Morga y Mario Ramos del Carmen, así como los que aspiran a una diputación federal Ricardo Mejía Berdeja y Napoléon Astudillo, y los locales: Perla Edith Martínez, Ernesto González Pérez, Alejandra Aguirre, María Antonieta Guzmán. Pero entre las ausencias no sólo no estuvo ningún dirigente nacional, sino que ni siquiera llegó el dirigente estatal del PAN, Marco Antonio Maganda Villalba, a quien en vano el maestro de ceremonias llamaba para que diera su discurso, y tuvo que hacerlo el municipal, Rafael Cisneros Escuén, en su lugar.

Ángel Aguirre Rivero, en su oportunidad, se vio animoso, más que cuando se presentó por primera vez en el comienzo de campaña. Pidió a una activista subir con él al templete y aprovechó para pedir a Badillo que cuando sea presidente se garantice el apoyo para las madres solteras. Como en sus mejores tiempos, el ex gobernador bromeó, saludó, y cuando se retiró –justo cuando el candidato a alcalde daba su discurso– se dejó apapachar por las seguidoras que querían tomarse una foto con él.

En entrevista al concluir el acto, Badillo Escamilla dijo que los asistentes que fueron retenidos en Xaltianguis tuvieron que bloquear la carretera para que los dejaran pasar, y afirmó que si las elecciones se llevan a cabo en paz, no hay duda de que será un triunfo contundente el de las candidaturas del Frente.