“Me quedo en el sol azteca”, dice Joaquín Badillo y se une a la Izquierda Progresista Foto: Raúl Aguirre

“Me quedo en el sol azteca”, dice Joaquín Badillo y se une a la Izquierda Progresista

Escrito por  Héctor Briseño Jul 08, 2018

Ante “traiciones” en el partido, llama el ex candidato a la reflexión


El ex candidato de la coalición Por Guerrero al Frente a la alcaldía de Acapulco, Joaquín Badillo Escamilla, subrayó que no dejará el PRD.

La mañana del sábado, Badillo Escamilla, al igual que otros miembros de su equipo electoral, rindieron protesta como miembros de la corriente perredista Izquierda Progresista de Guerrero (IPG).

En su intervención, Badillo Escamilla manifestó que “hice una promesa cuando me abrió las puertas el PRD y me dio la oportunidad de ser su candidato en Acapulco, dije a diferencia de muchos, porque se fueron porque no lograron una candidatura, que yo llegaba para quedarme”.

El ex abanderado de la coalición PRD, MC y PAN a la alcaldía de Acapulco, enfatizó que “ante la adversidad de que pareciera ser un partido que va en declive, yo veo una oportunidad en crecimiento”.

Subrayó que los 21 mil votos que obtuvo el sol azteca en Acapulco en los pasados comicios son el resultado de una lucha incansable.

Badillo Escamilla resaltó que dichos votos representan a las personas que verdaderamente respaldan el proyecto del PRD.

Recalcó que “yo continuaré aquí, en las buenas y en las malas”, y sentenció que se requieren liderazgos auténticos para hacer crecer al PRD, y propuso a Ángel Aguirre Rivero como dirigente estatal del sol azteca en la entidad.

Posteriormente el propio Aguirre Rivero agradeció la postulación y enfatizó que no puede aceptarla por motivos familiares.

Badillo Escamilla puntualizó a los integrantes de IPG, que “debemos trabajar de la mano, cohesionar, no por una aspiración o candidatura, sino porque queremos sacar adelante a Guerrero y a Acapulco, porque verdaderamente mucha falta le hace”.

Expresó que “en su conciencia llevarán aquellos que traicionaron a su partido, en su conciencia llevarán aquellos que traicionaron a muchos hombres y mujeres que tenían la esperanza de luchar por una bandera,”

Reflexionó que “así el tsunami de Andrés Manuel López Obrador fuera a arrasar, es evidente y no se cuestiona, pero también hay formas de perder, y cuando se pierde con dignidad, esas derrotas es de las que más aprende uno pero también confortan; cuando existen simulación y traiciones al interior del propio partido, hay que hacer una profunda reflexión y análisis”.