Acuerdan Román y Velázquez una transición “cordial y ordenada” Foto: Rubén Vázquez Santiago

Acuerdan Román y Velázquez una transición “cordial y ordenada”

Escrito por  Roberto Ramírez Bravo Jul 11, 2018

Ofrece la alcaldesa electa aprovechar la experiencia y retomar proyectos


Los presidentes municipales Evodio Velázquez Aguirre, en funciones, y Adela Román Ocampo, electa, pactaron este día llevar a cabo un proceso de transición “cordial y ordenado”.

Después de una reunión que duró poco menos de media hora, en la oficina de la presidencia municipal, ambos representantes populares expusieron sus mutuas coincidencias en lo que será la entrega-recepción de la administración municipal.

Al terminar el encuentro, ambos dieron un mensaje en el que no hubo preguntas de los reporteros.

Velázquez Aguirre dijo que ofreció a la alcaldesa electa todo el apoyo para darle la información del estado que guarda la administración.

“Hemos convenido trabajar de la mano por el bien de los acapulqueños, encaminar políticas públicas que han fortalecido a la ciudad, poner al tanto a la alcaldesa de los problemas y desafíos”, aseguró.

Más explícita, Román Ocampo informó que hablaron del presupuesto del año que viene, y de que “son muchas las expectativas de la sociedad acapulqueña, son muchos los compromisos que se han hecho”. Dijo que se retomarán los proyectos de gobiernos anteriores, incluido el actual, y se aprovechará la experiencia porque “aquí no es que solamente va a estar bien lo que yo quiero”.

Rasaltó que Acapulco necesita que sus gobernantes gobiernen “con compromiso social y con amor”.

Anunció que habrá otros encuentros como este “porque va a ser necesario” y dijo que “vamos a analizar área por área” la administración municipal para, en función de ello, pedir apoyo al gobierno federal.

“Acapulco y Guerrero estuvieron abandonados por décadas. El gobierno de la República tiene una deuda histórica con Guerrero, con Acapulco”, señaló.

Dijo que el puerto fue escenario de luchas libertarias, de luchas históricas, cuna del movimiento social y mientras en Guerrero se ubica la veta de oro más rica de América Latina, a las mesas y los bolsillos de los guerrerenses no ha llegado la prosperidad.

Román Ocampo llegó al ayuntamiento acompañada de sus principales colaboradores, y desde la entrada al palacio municipal fue recibida con saludos de mano por gente que hacía algún trámite.

El alcalde salió a recibirla en la sala de espera y la acompañó al interior de la oficina presidencial.