Marchan a un año del Movimiento por la Paz en San Miguel Totolapan

Escrito por  Jesús Pintor Dic 13, 2017

Exigen a las autoridades castigo para Saúl Beltrán Orozco


San Miguel Totolapan, 12 de diciembre. A un año del levantamiento armado denominado “Movimiento por la Paz”, unas mil personas entre niños, mujeres, jóvenes, adultos y ancianos, marcharon la tarde de este martes, para celebrar la tranquilidad lograda, dijeron, en un año donde no se han dado muertes, secuestros ni extorsiones, repitieron una y otra vez.

Vestidos en su mayoría de blanco, y portando globos y carteles con diferentes leyendas, los totolapenses provenientes de cuando menos dos comunidades más, además de la cabecera y San Antonio la Gavia, exigieron el castigo al diputado local con licencia, Saúl Beltrán Orozco.

Acusaron que los gobiernos estatal y federal, dejaron crecer, por omisión, la violencia e inseguridad pública en el municipio, y le exigieron al gobernador, Héctor Astudillo Flores, la detención y aplicación de la justicia de Saúl Beltrán Orozco, además del líder de Los Tequileros, Raybel Jacobo Dealmonte y Mauro González el Vago.

La violencia en el municipio era una ola incontrolable de muertes, robos, secuestros, extorsiones y violaciones, como parte de la falta de atención gubernamental; hicieron su pronunciamiento en el techado central, luego de caminar por las calles de la población.

Corrigieron que su mo-vimiento no es de autodefensas, “ni somos comunitarios”, sino que se trata de un movimiento ciudadano, “que procura el retorno de la tranquilidad”, además de que rebasó a los partidos políticos, pues tampoco es de caudillos ni líderes, “porque está integrado por campesinos, profesores, trabajadores de la salud, amas de casa, por todas las fuerzas vivas de la población”.

Los allí reunidos, explicó el encargado de dar a conocer el pronunciamiento, “somos todos hermanos del sufrimiento y dolor que causaron tantos delitos en complicidad del gobierno”, a un año del surgimiento del movimiento, marcharon para decirle al gobierno, dijeron, que su movimiento sigue vivo “más que nunca”.

Y se acentúa porque los delincuentes señalados han sido denunciados penalmente y no ha habido acción de la justicia, inclusive le denuncia penal del ingeniero Isauro de Paz Duque, quien fuera secuestrado por el líder de Los Tequileros “está congelada”, que el gobierno cumpla con su tarea, y que ya no se den como en otros años, secuestros o levantones, asentaron.

Bajo el techado, los marchistas se colocaron en círculo, con mantas, carteles y banderines blancos, para escuchar el pronunciamiento que hicieron suyo, pues en tanto el del micrófono hablaba, ellos entonaron coros en exigencia y reclamo de justicia, paz y tranquilidad.

En ese sentido, se deben de abrir más posibilidades de trabajo, con plazas laborales para médicos, enfermeras y profesores, “y hagan valer la ley ante los tribunales” y enjuicien a los delincuentes, “sólo así el movimiento armado reconocerá del gobierno, su actitud de servicio para el pueblo”.

Y también mandaron un agradecimiento a la labor del Ejército Mexicano, la Marina Armada de México, la Policía del Estado, la Policía Investigadora Ministerial (PIM) y a la Procuraduría Gene-ral de la República (PGR), pues han coadyuvado, dijeron, en el rescate de la tranquilidad y la paz en el municipio.