Empleados de confianza votan por levantar paro en la minera Media Luna: extractora

Escrito por  Raymundo Ruiz Avilés Dic 17, 2017

“No se pudo enviar autobuses a comunidades que están dentro de la zona tomada

La votación fue de 99% a favor de levantar el bloqueo; acudieron 274 de 520 posibles votantes, indica


Ciudad de México, 16 de diciembre. La empresa minera Media Luna celebró que los empleados de confianza hayan votado a favor del desbloqueo en la comunidad de Atzcala y fin al paro laboral que tiene más de 40 días por trabajadores que piden autonomía sindical en la minera Media Luna. 

Por medio de un boletín oficial que fue emitido a los empleados y a las filiales de la extractora, la empresa informó que desde principios de noviembre, los empleados del sitio de la mina El Limón-Guajes y la compañía “han sido víctimas de un bloqueo ilegal por parte de los mineros, el sindicato de asalto que no representa legalmente a los trabajadores y ha cooptado sus voces. 

A pesar de no haber podido operar durante las últimas seis semanas, la empresa continuó pagando los salarios de todos los empleados, con la excepción de la pequeña minoría que participó en el bloqueo”. 

Después se dio a conocer que en la votación, a los empleados “se les preguntó si querían que se levantara el bloqueo ilegal de inmediato para que puedan regresar al trabajo.

Al final, la votación fue abrumadora (99 por ciento) a favor de levantar el bloqueo de inmediato. 274 de los 520 votantes pudieron asistir y votar”. 

En el documento la empresa reclamó que no pudo enviar autobuses a las comunidades que están detrás de los bloqueos. 

“La compañía cree que los números que pueden asistir a la votación, hubieran sido mucho más altos si no fuera por la intimidación de los mineros a los empleados locales. Un ejemplo de tal intimidación fue la detención de un vehículo que estaba llevando a los empleados detrás del bloqueo a la votación.

A los empleados en el vehículo se les dijo que salieran del vehículo. Lo hicieron, y caminaron a casa”. 

Fred Stanford, presidente de Torex Gold, señaló que la prioridad de la empresa fue garantizar que los empleados pudieran “ser escuchados en un entorno seguro, libre de intimidación o amenazas. La votación fue secreta y supervisada por un notario público, que también supervisó el proceso de admisión”. 

Dijo que sólo a los trabajadores elegibles para el sindicato se les permitió ingresar a las instalaciones donde se hizo la votación, y se examinaron mediante identificación formal y fotografías. Continuó: “No hubo una gerencia presente más allá del proceso de admisión, ni hubo representantes sindicales no empleados presentes.

A medida que se autorizaba a cada empleado a ingresar al establecimiento, se les entregaba su boleta y se les enviaba a las casillas de votación. Después de que todos los empleados habían votado, se dirigieron a un auditorio.

Los notarios públicos, luego abrieron las urnas frente a todos los empleados y efectuaron el recuento, que mostró 99 por ciento de los votos a favor de levantar el bloqueo de inmediato. Los empleados luego repitieron el proceso de votación a mano alzada. Todo el proceso fue grabado en video con fines de validez y precisión”.