Mineros y pobladores de Atzcala en una reunión para continuar con sus acciones contra la minera Media Luna para solucionar el conflicto. Mineros y pobladores de Atzcala en una reunión para continuar con sus acciones contra la minera Media Luna para solucionar el conflicto. Foto: Raymundo Ruiz Avilés

“Media Luna se burla de nosotros, pero seguiremos en la lucha”, indican mineros

Escrito por  Raymundo Ruiz Avilés Ene 04, 2018

“Al bajo salario se añaden carencias de equipo”, señalan


Cocula, 3 de enero. “La minera Media Luna y el gobierno nos han visto la cara y se burlan de nosotros, sin embargo, estamos dispuestos a seguir con nuestra lucha, por la defensa de nuestra fuente de trabajo”, advirtió uno de los representantes del comité de mineros de los pueblos en paro de Mezcala, Santiago de la Rosa Vargas. 

“Trabajamos 12 horas –denunció-, no nos dan hora de comida, ya nos quieren comidos (sic), equipo de seguridad no nos dan, y por eso queremos que nos respeten nuestros derechos: La miseria que nos pagan hay que dividirla para la gasolina y cuando se descomponen nuestros vehículos... y eso no es justo, con un sueldo raquítico”. 

Comentó que cuando comenzó el paro, “queríamos llegar a un diálogo pronto para terminar ya, por eso estamos aquí, para que nuestro salario sea respetado y se llegue a un contrato laboral que no tenemos con la CTM”. 

Furioso reclamó: “Ni conocemos a nuestros líderes ni nos dijeron que si queríamos pertenecer al sindicato de la CTM, y nunca lo hicieron porque tienen al gobierno federal en sus manos”. 

De la Rosa Vargas dijo que estuvieron “tocando puertas para que se hiciera un recuento, pero ahora les decimos que ya no lo queremos; lo que queremos es pase directo de nuestro contrato colectivo de trabajo con el Sindicato Nacional Minero”. 

Denunció que la empresa les suspendió el servicio de telefonía celular, por eso antes “queríamos hacer negociaciones y el recuento; en dos ocasiones estuvieron los de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje en la mina”. 

También se quejó que los salarios les fueron suspendidos a algunos, pero que les siguen pagando a los otros que “no quieren venir al paro laboral, porque tienen miedo que los corran sus líderes cetemistas, que se han enriquecido y nada les preocupa, jodido nosotros como trabajadores”. 

Dijo que los dos asesinatos, son producto de la violencia que ha ejercido la empresa con el mismo sindicato CTM: “en las redes sociales han subido las carpetas de investigación de los homicidios, pero no queremos números, queremos hechos, porque sabemos que fueron ellos los que mataron a los dos trabajadores; hay muchos testigos del 18 de noviembre, quienes vieron que llegaron a matar”.