Periodistas denuncian omisiones del gobierno para sancionar a agresores Foto: Internet

Periodistas denuncian omisiones del gobierno para sancionar a agresores

Escrito por  Roberto Ramírez Bravo Ene 05, 2018

Exigen a la Fiscalía evitar criminalizar a las víctimas y castigar a responsables

Autoridades estatales y municipales desdeñan acto conmemorativo por el 46 aniversario del SNRP


Periodistas integrantes del Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa (SNRP) demandaron el cese de asesinatos y de agresiones en su contra, pidieron a las autoridades resolver los casos pendientes y sancionar a los responsables y a la Fiscalía, concretamente, que evite criminalizar a las víctimas.

En el acto conmemorativo del 46 aniversario del SNRP –al que las autoridades estatales y municipales de Acapulco hicieron desdén, pero en el que estuvieron presentes representantes de organizaciones sociales y sindicatos–, el secretario general, Julio Vázquez Hernández, mencionó el reciente levantón que sufrió apenas el 23 de diciembre el director del Diario Alternativo, de Marquelia, Antonio Chepe, en la zona de Barra Vieja.

El 4 de enero es también considerado en México el Día del Periodista, por lo que cada año se realiza un acto oficial conmemorativo, generalmente con presencia de las autoridades.

Al hacer uso de la palabra, Vázquez Hernández dijo que existe desde el gobierno una política de omisión de sus responsabilidades para sancionar a los agresores de periodistas, ya que son muy pocos los casos en que se haya sentenciado a alguien.

Refirió que desde 1993, solamente el asesinato de Amado Ramírez terminó en la detención, procesamiento y sentencia de una persona, pero ni los más recientes, de Francisco Pacheco Beltrán, en Taxco, o de Cecilio Pineda Birto, en Ciudad Altamirano, han sido esclarecidos.

Cuestionó que han ocurrido otras agresiones, no precisamente asesinatos, contra comunicadores. Recientes están el atentado contra la locutora de RTG, Natalia de Jesús, donde si bien hubo un detenido, no se llegó a esclarecer el móvil y por tanto solo hay un autor material, pero no un autor intelectual. En Ometepec mismo, el periodista Rigoberto Nájera denunció haber recibido amenazas de muerte tras haber publicado la nota de un asesinato; en Acapulco, el comunicador Jorge Valente Nava Nava fue levantado junto con su hijo por policías municipales que lo extorsionaron y robaron; y Antonio Chepe, de Diario Alternativo, que se edita en Marquelia, fue levantado y golpeado por individuos armados que lo despojaron de su camioneta y después lo dejaron libre.

Antes, la periodista Mari Trine Ponce leyó una semblanza de Juan R. Escudero, fundador del periódico Regeneración a principios del siglo pasado, y Éger Gálvez, director de Salud municipal, quien acudió con la representación del alcalde Evodio Velázquez, destacó la importancia del trabajo periodístico.

El rector de la Universidad Americana de Acapulco, Mario Mendoza Castañeda, dijo que esa institución tiene la obligación moral –pues fue fundada por el ex gobernador José Francisco Ruiz Massieu, creador del Fondo de Apoyo a los Periodistas– de acompañar a los comunicadores en su formación académica permanente.