Convierten la Casa de Justicia de La Concepción en cuartel policiaco Foto: Raúl Aguirre

Convierten la Casa de Justicia de La Concepción en cuartel policiaco

Escrito por  Roberto Ramírez Bravo Ene 12, 2018

Dice el comisario que acordó con vecinos que sea para descanso de fuerzas de seguridad

Los seguidores de Florentino Melchor quemaron colchones, ropa y documentos de comunitarios

Acusa que el inmueble era refugio de los “asesinos” Marco Antonio Suástegui y su hermano Vicente


Lo que fue la Casa de Justicia o Comandancia de la Policía Comunitaria quedó ahora convertida en un refugio para los cuerpos de seguridad pública que harán la vigilancia en el poblado de La Concepción, donde podrán descansar o guarecerse de la lluvia o pernoctar, informó el comisario municipal, Florentino Melchor León.

Por la mañana empezó a circular a través de mensajes de WhatsApp la versión de que los seguidores del comisario habían incendiado el inmueble –que originalmente fue la casa muestra de la Comisión Federal de Electricidad de las casas que entregaría a los afectados con la construcción por la presa La Parota-, sin embargo, lo que sucedió fue que los comuneros limpiaron y quemaron en el patio papeles, colchones, ropa, documentos y todo lo que encontraron en el interior y que pertenecía a los policías comunitarios.

En entrevista, Melchor León dijo que los habitantes del pueblo “ahora sí estamos más felices, un poquito tranquilos, ojalá los trasladen a unos penales tan largo de aquí donde sus familiares no los visiten, porque no merecen ya estar en un privilegio”.

Alrededor de las 9 de la mañana, en la cancha pública se llevó a cabo una reunión convocada por el comisario para decidir qué se iba a hacer con la casa, si se derribaba o si se mantenía entera. Finalmente, según relató, la gente decidió que se conservara y se le diera algún uso, así que se destinó para que sirva como “descanso” para las fuerzas de seguridad que ahora se han instalado en el área, desde policías estatales, federales y ocasionalmente militares, según dijo.

En el patio de la casa hay restos todavía de lo que se quemó, y en el interior del inmueble el piso ha sido barrido y trapeado, aunque no se han borrado del todo las huellas de sangre que se produjeron durante el operativo en que fueron abatidos tres policías comunitarios.

Melchor León aseguró que la casa “era un refugio de los crueles asesinos Marco Antonio (Suástegui Muñoz) y su hermano Vicente, que eran ya temibles por toda la ciudadanía. Todos estos pueblos los tenían secuestrados porque eran los reyes, y ahora yo le pido al gobierno que ahora que lo tiene en manos, no lo echen para atrás, con estas huellas que encuentra, (es) más que suficiente”.

El comisario negó que en el fondo del conflicto esté el tema de la presa La Parota, lo cual dijo que fue hace mucho tiempo; y también rechazó que se trate de un problema con los gravilleros. Del gravillero Humberto Marín, a quien el Cecop ha responsabilizado de casi todo, dijo que es un empresario que hizo “una mala negociación”, pero rechazó que ese sea otro de los conflictos en el pueblo.