Sepultan en el panteón de Nuxco al comunicador asesinado en Tamaulipas Foto: Rodolfo Valadez Luviano

Sepultan en el panteón de Nuxco al comunicador asesinado en Tamaulipas

Escrito por  Rodolfo Valadez Luviano Ene 18, 2018

La CNDH demanda medidas cautelares para sus familiares


Tecpan, 17 de enero. Amigos y familiares dieron el último adiós al periodista Carlos Domínguez, asesinado el pasado 13 de enero en Tamaulipas, al sepultarlo en el antiguo panteón de Nuxco, su pueblo natal, ubicado en Tecpan.

El martes, el cuerpo del comunicador fue velado en la funeraria Gayoso de Acapulco, donde fue montado un operativo de seguridad por la Policía Estatal, y hoy miércoles fue trasladado a la comunidad de Nuxco de donde era originario, para ser sepultado en el antiguo cementerio de la localidad situado a la orilla de la playa cerca de la laguna del mismo nombre.

De acuerdo con las declaraciones del titular de la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas, Irving Barrios, el comunicólogo de 77 años recibió 21 puñaladas cuando se encontraba dentro su vehículo, según los estudios forenses que se llevaron a cabo.

Inicialmente, las autoridades estatales habían dicho que el comunicador había sido asesinado a tiros, pero después se informó que los sicarios no utilizaron armas de fuego y no hay evidencias de ello en el coche.

El hijo del periodista, también llamado Carlos Domínguez, de 28 años de edad, en declaraciones cuando fue velado, exigió que se investigue hasta las últimas consecuencias, “porque él no se merecía esto”.

Dijo que fue un excelente periodista, muy serio, muy reservado, además de buen padre, y siempre estuvo comprometido con informar.

Carlos Domínguez, se desempeñaba como periodista independiente y tenía una columna política en Tamaulipas. Trabajó en el Diario de Nuevo Laredo. Su inicio en el periodismo fue en Acapulco, donde colaboró en periódicos como el Sol de Acapulco y Última hora.

El asesinato del periodista es el primero que se registra en este año.

En un comunicado emitido por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), esta pidió al gobierno de Tamaulipas medidas cautelares, con el fin de proteger a los familiares del periodista.

En el texto indicó que, “con el asesinato de Carlos Domínguez suman ya 131 periodistas asesinados en México desde el año 2000, y Tamaulipas ocupa, junto con el estado de Oaxaca, el segundo lugar en homicidios de periodistas, con 15 casos registrados, sólo superados por Veracruz, este último con 21 periodistas asesinados”.

En el escrito la CNDH manifestó que estará atenta al avance de la indagatoria del homicidio, “la cual debe analizar como principal línea de investigación la relacionada con la labor periodística de la víctima”.