Difícil, la reconciliación entre pobladores de Cacahuatepec, admite párroco Foto: Rubén Vázquez Santiago

Difícil, la reconciliación entre pobladores de Cacahuatepec, admite párroco

Escrito por  Héctor Briseño Ene 22, 2018

El párroco de la iglesia de San Pedro Apóstol, San Pedro Cacahuatepec, Javier Alonso Mendoza, señaló que ha sido difícil encontrar caminos de reconciliación entre pobladores de los bienes comunales de Cacahuatepec, tras los hechos ocurridos en el poblado de La Concepción, en la zona rural de Acapulco, en que murieron 11 personas el pasado 7 de enero, cinco de ellas policías comunitarios. 

La mañana de este domingo, pobladores de diversas comunidades de Cacahuatepec, principalmente familiares de las seis personas fallecidas durante el aparente enfrentamiento a balazos suscitado con policías comunitarios, durante la madrugada del 7 de enero, participaron en una peregrinación por la paz, la cual inició en la comunidad de Aguacaliente, y culminó en La Concepción, con una celebración eucarística en la cancha techada de esta localidad. 

Al frente del contingente, pobladores portaban una pancarta en la pedían que el vocero del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositores a la Presa La Parota (Cecop), Marco Antonio Suástegui Muñoz, no sea liberado, en la que se leía: “Por la paz, que nadie proteja a asesinos, Marco Suástegui y sus cómplices ¡Castigo ejemplar!”. 

La caminata inició poco después de la una de la tarde. El párroco Javier Alonso Mendoza, expresó que la parroquia de San Pedro Apóstol, ha buscado formas para atender pastoralmente a las comunidades lastimadas por la violencia. 

Explicó que con catequistas de la parroquia fue acordado efectuar tres actividades puntuales, la visita del diácono Sergio Eduardo Madrid Díaz, así como él mismo, a las familias que perdieron un ser querido. Asimismo, rezar el rosario de la divina misericordia en cada una de las comunidades, donde se pedirá por el eterno descanso de quienes perdieron la vida. Y por último, la peregrinación por la paz realizada este domingo. 

Alonso Mendoza manifestó que “la finalidad de estas actividades es expresar nuestro dolor ante los hechos violentos que se han presentado en los últimos días, y para pedir por la paz, la reconciliación y la unidad en los hogares y las familias, la paz entre los compañeros”. 

Enfatizó que no obstante que ha sido difícil encontrar caminos de conciliación entre los dos grupos en disputa, hay deseo de las comunidades de dar el paso hacia la paz. Puntualizó que “no hay que perder de vista que como Iglesia, nos duele lo que le pasa a los dos grupos; vemos su dolor”. 

Alonso Mendoza mencionó que la conciliación es parte de todo un proceso que toma tiempo, por lo que la peregrinación de este domingo, “representa una gota de agua en un mar de necesidad”. 

Expresó que “nuestra labor es acompañar a todas las personas, no señalar culpables, sino que se trató de un hecho en el que todos experimentamos ese mismo dolor”. 

El 7 de enero en La Concepción, entre 2:30 y 3 de la mañana, dos policías comunitarios y seis civiles perdieron la vida por impactos de bala en un aparente enfrentamiento, en hechos no esclarecidos hasta el momento. 

Posteriormente, alrededor de las 11:30 horas, en un operativo de desarme y detención de los comunitarios, implementado por la policía estatal y ministerial, murieron tres comunitarios más. La noche del lunes 15 de enero, un juez de control vinculó a proceso a los 25 pobladores, comuneros y policías comunitarios detenidos el mismo 7 de enero en La Concepción, imputados como presuntos responsables por homicidio calificado, a quienes fue dictada la medida cautelar de prisión preventiva por el tiempo que duré el proceso en su contra.