Mentira que entraran policías y militares por un retenido en Media Luna: sindicato minero

Escrito por  Raymundo Ruiz Avilés Ene 28, 2018

Con ello se demuestra que el gobierno está a favor de la extractora canadiense, señala

Es una cortina de humo para tomar el control de las instalaciones, denuncia el delegado Indalecio Pérez


Cocula, 27 de enero. “Es una cortina de humo lo que hizo el gobierno estatal, para justificar la entrada de las fuerzas estatales y tomar el control de la minera Media Luna, con el afán de provocar a los paristas”, denunció el delegado en Guerrero del Sindicato Nacional Minero, Indalecio Pérez Morones. 

Negó categóricamente que las fuerzas estatales hayan ingresado a la minera por una supuesta retención que hizo un grupo de personas al jefe de seguridad de la minera Media Luna, como los informó el portavoz del Grupo de Coordinación Guerrero, Roberto Álvarez Heredia. 

“En ningún momento hubo persona retenida de la seguridad de la minera, eso es una vil mentira, no ocurrió eso; lo que tratan es de desinformar, porque nada de eso sucedió”, argumentó. 

Dijo que nada de eso fue cierto, sino por el contrario, hicieron “creer esa situación, para poder entrar a la mina y apoderarse”. 

Acusó al gobierno del estado y a la empresa de lo que pueda sucederle a los paristas, en caso de que se genere más problemas. 

“Es una cortina de humo lo que está haciendo el gobierno del estado, para justificar el ingreso y la toma de la minera que es bajo la complacencia de la empresa Media Luna”, denunció. 

Pérez Morones también denunció que el gobierno estatal se prestó para que la empresa “violando los derechos laborales y las leyes mexicanas utilizara a la fuerza pública, para poder tomar el control”. 

Se quejó que con eso se demuestra que el gobierno “está a favor de la minera Media Luna y no de los guerrerenses que buscan la autonomía sindical”. 

Condenó los hechos y las situaciones que se han presentado con la presencia policíaca y manifestó que se está haciendo un problema mayor. 

Denunció que con la entrada de las fuerzas estatales a la minera, la “tensión está más fuerte, la cual fue provocada por el gobierno a unos días de que se lleve a cabo la reunión en la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje en la Ciudad de México”.