En Guerrero, mujeres están indefensas en procuración de justicia, denuncian Foto: Rubén Vázquez Santiago

En Guerrero, mujeres están indefensas en procuración de justicia, denuncian

Escrito por  Roberto Ramírez Bravo Ene 29, 2018

La violencia de género debe ser atendida en cualquier MP, señala Martínez Hernández

Los agentes del Ministerio Público en el estado minimizan este problema, reclaman la dirigente


En Guerrero, las mujeres están completamente indefensas, en términos de procuración y aplicación de justicia: cuando una pretende poner una denuncia, la mandan de una agencia a otra, que porque no le tocó porque corresponde a lo familiar, o que si es amenaza, aquí no me toca, hay en Acapulco solamente dos ministerios públicos y generalmente hay por lo menos seis mujeres esperando, denunció la presidenta de la asociación civil Mujeres y Hombres Trabajando Juntos, María de Jesús Martínez Hernández. 

“Me ha tocado ver cómo las mandan de una agencia a otra, que lo de lo familiar no les corresponde, o si la amenazó pues no, es en otra agencia, pero que sepan que desde el momento que una mujer denuncia, existe el delito de violencia de género, y se debe canalizar por ahí cualquier maltrato a la mujer”, señaló. 

En entrevista, la dirigente señaló que a pesar de que en Guerrero hay ocho municipios con alerta de violencia de género, entre los cuales se encuentra Acapulco, los agentes del Ministerio Público minimizan el problema de la violencia hacia las mujeres, para empezar, desde que al momento de intentar hacer una denuncia, salen con que no hay hojas para hacer el trámite. 

“Se lo hemos dicho al secretario (de Gobierno, Florencio Salazar Adame), se lo hemos dicho al gobernador.

Hay dos ministerios públicos aquí, tú llegas a la sala de violencia de género, y me ha tocado ver hasta seis mujeres, esperando poner una denuncia, hay dos agentes, una médico legista que todavía se atrevió a decir a una mujer agredida: qué le hiciste a la novia de tu marido para que te golpeara así” Dijo que este personal no tiene ninguna capacitación en perspectiva de género, cuando la Alerta de Violencia de Género está exigiendo la profesionalización de jueces, juezas y ministerios públicos, y todos los encargados de la impartición de justicia para preservar los derechos de las mujeres. 

En el caso del presunto feminicida de Taxco, se preguntó cómo pudo tener guardada en el refrigerador de su casa a su ex pareja, y se respondió: “porque se saben impunes, porque conocen de la incapacidad de todos los niveles de gobierno, conocen que no hay un protocolo”. 

Con el teléfono de emergencias 911, es igual: señaló que ella preguntó a dónde canalizan las llamadas cuando hay una denuncia de agresiones a mujeres, y le respondieron que nada más la comparten y la policía correspondiente toma cartas, pero ella insistió en saber qué protocolo específico se sigue, y “me dijo que no pueden ir al domicilio de la víctima porque entonces caen en el delito de allanamiento de morada.

Desde ahí desconocen que ese delito ya no existe, y entonces están esperando precisamente que a las mujeres las maten, para que puedan ir, déjenme ver si ya la mató para que puedan entrar, porque si la están agrediendo no pueden entrar”. 

La Alerta de Violencia de Género, dijo, se aprobó sin un protocolo, “solamente la ocuparon para un peldaño político, cuando el gobernador la publicó solamente para decir que lo hacía antes que la Federación, para atraer reflectores, para ganarse a las feministas, para decir verdaderamente que estaba trabajando y la realidad la estamos viendo: un fiscal que solamente se dedica a andar haciendo vida social”.