Bloquean la carretera federal en Xaltianguis en apoyo a la Upoeg Foto: Rubén Vázquez Santiago

Bloquean la carretera federal en Xaltianguis en apoyo a la Upoeg

Escrito por  Héctor Briseño Feb 23, 2018

Policías y marinos intentan, sin éxito, desarmar a los comunitarios; retienen a un agente

Obligan a las autoridades a una mesa de trabajo, donde piden cancelar órdenes de aprehensión

Desde hace 4 años disminuyen los delitos en el lugar desde que vigilan policías ciudadanos, dicen


Pobladores de Xaltianguis, comunidad de la zona rural de Acapulco, bloquearon la carretera federal Acapulco-México desde la madrugada, luego de que elementos de diferentes corporaciones policíacas y la Armada de México intentaron efectuar un operativo de desarme de policías comunitarios de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (Upoeg).

De acuerdo a versiones, el conflicto inició alrededor de las 3 de mañana, cuando elementos de la Procuraduría General de la República y la Armada de México intentaron implementar un operativo de desarme de los elementos comunitarios.

Debido a lo cual ambas partes amagaron con accionar armas de fuego.

Pobladores señalaron que la intención del despliegue era detener al comandante de la Upoeg, Ernesto Gallardo, lo cual no consiguieron las fuerzas de seguridad, aunque habitantes del lugar señalaron que fuerzas de seguridad irrumpieron en viviendas y extrajeron objetos de valor.

Incluso, durante la madrugada sonaron las campanas del pueblo para convocar a los habitantes de Xaltianguis a concentrarse para defender a sus policías comunitarios.

En la acción, al menos fue detenido un policía comunitario, mientras que un agente federal fue retenido por la Upoeg.

La carretera federal se mantuvo bloqueada desde las 3 de la mañana aproximadamente hasta pasada las 18 horas con piedras, lonas, vehículos compactos y pesados.

Pobladores de Xaltianguis exigieron una mesa de trabajo con los gobiernos estatal y federal, la cual dio inicio alrededor de las 3 de la tarde en un hotel de Acapulco.

Representantes de Xaltianguis plantearon que los policías comunitarios no sean desarmados y que sean canceladas órdenes de aprehensión contra sus elementos, además de proyectos productivos y programas sociales para el desarrollo de la localidad.

La comunidad de Xaltianguis se encuentra a alrededor de 50 kilómetros de Acapulco.

Desde hace alrededor de cuatro años, policías comunitarios de la Upoeg, agrupados en el Sistema de Seguridad y Justicia Ciudadana, se hacen cargo de la vigilancia en la localidad de Xaltianguis, a raíz de lo cual, subrayaron, disminuyeron los índices delictivos.