Marchan familiares por la Costera gritando los nombres de desaparecidos Foto: Raúl Aguirre

Marchan familiares por la Costera gritando los nombres de desaparecidos

Escrito por  Roberto Ramírez Bravo Mar 14, 2018

Ocupan toda la avenida durante su movilización; hoy visitarán el Cereso y Semefo

En la noche bloquearon en La Diana; el alcalde los atendió y les concertó cita con el gobernador


Un grito recorrió la Costera: “¡Presente, ahora y siempre!”

Fue la frase que respondía a la mención de cada uno de los nombres de una larga, muy larga lista que se fue leyendo en la marcha por los desaparecidos que recorrió desde el asta bandera del parque Papagayo hasta la glorieta de La Diana, y que concluyó con una toma por tiempo indeterminado de la Costera al menos en sus carriles con dirección hacia la Base.

A las 5 de la tarde, hora en que fue convocada la movilización por la asociación Familias de Acapulco en busca de sus desaparecidos y por la Caravana Internacional de Búsqueda, comenzó la caminata. Fue un largo paseo que duró una hora y media en llegar a la glorieta. En el recorrido hubo consignas, desde las tradicionales en los movimientos de izquierda –“Ahora, ahora, se hace indispensable, presentación con vida y castigo a los culpables”, “De Este a Oeste, continuaremos esta lucha cueste lo que cueste”- o frases nuevas, ad hoc para el tema de esta caravana: “¿Y por qué los buscamos? Porque los amamos”, “¡Únete, únete, que tu hijo puede ser!”. Y, por todo el tramo, interminable, la lista de desaparecidos, y ante cada nombre, una misma respuesta: “¡presente, ahora y siempre!”

La caravana salió de Cuernavaca, en el estado de Morelos, con 77 personas y visitó los municipios guerrerenses de Iguala, Chilpancingo y Acapulco, con representaciones de 22 estados de la República, de diferentes colectivos. Por la mañana se realizó una misa, por la tarde una marcha y hoy miércoles harán una visita al Cereso y al Semefo de Acapulco y por la tarde una conferencia sobre la conciencia social de las desapariciones en México, en la Universidad Americana de Acapulco.

En La Diana, la presidenta de la asociación Familias de Acapulco en busca de sus desaparecidos, Emma Mora Liberato, demandó recursos económicos para las dependencias encargadas de las investigaciones, cuestionó que a pesar de la alta incidencia de desapariciones, le bajen el sueldo a los asesores jurídicos y les pagan cada bimestre, cuando bien les va; dijo que no hay información fidedigna sobre los 751 cadáveres que están en calidad de desconocidos en los semefos de Chilpancingo, Iguala y Acapulco, los cuales además han provocado ya una crisis sanitaria en los alrededores por el olor fétido que se desplaza a las colonias vecinas.

Por todo ello, anunció que la marcha iniciaría en ese momento un plantón por tiempo indefinido en la Costera –que para ese momento estaba ya bloqueada en todo el carril con dirección a La Base- hasta que los recibiera el gobernador Héctor Astudillo Flores o si él no quería, entonces que enviara a una persona con capacidad de decisión, para establecer una mesa interinstitucional e interdisciplinaria. “No vamos a pedir nada regalado, estamos exigiendo nuestro derecho”, dijo.

Hasta las 21:30 de la noche, el plantón se mantenía en ese lugar. Mientras tanto, uno a uno los familiares fueron pasando al micrófono para compartir sus casos. Llanto, desesperación, frustración, dolor, marcaban las historias. No había un padrón: las víctimas podían ser hombres o mujeres, niños, adultos, comerciantes, estudiantes. El denominador común era que las autoridades no habían hecho absolutamente nada. Un hombre narró su caso en Chilpancingo: dijo que encontró pistas sobre los autores de la desaparición de su hijo, se las dio al fiscal pero solo recibió amenazas; otro narró que su hijo desapareció en la sede de Industrias Peñoles, en Torreón. Nadie lo vio salir del trabajo, ninguna cámara de vigilancia lo detectó saliendo, pero varios años después simplemente nadie sabe nada de su paradero; también fue amenazado.

De Morelos, una mujer narró la desaparición de su hija de 15 años con el mismo contexto: la inacción de las autoridades. “Nos hemos covertido en investigadores, en asesores y aún así las autoridades no actúan”, señaló Mora Liberato.

Las historias conmueven, pero ellos, los familiares, hacen un llamado a la sociedad en general, a los que no tienen desaparecidos, a apoyar su lucha, porque nadie, ni por ubicación geográfica, ni por nivel socioeconómico, edad o género, está a salvo de sufrir esta experiencia.

 

Bloquean La Diana

Después de las ocho de la noche, los integrantes de la caravana bloquearon la Costera, a la altura de La Diana, lugar al que acudió el alcalde Evodio Velázquez para dialogar con los inconformes, logrando concertarles una cita con el gobernador Héctor Astudillo para este viernes a las 14 horas en las oficinas de Protur, ofreciendo el alcalde acompañarlos para mayor garantía de que se cumpliría el ofrecimiento del mandatario guerrerense.

Con esta promesa, el bloqueo fue levantado, normalizándose la circulación en la Costera.