Exige Velázquez investigar la muerte de su escolta en enfrentamiento con la policía Foto: Raúl Aguirre

Exige Velázquez investigar la muerte de su escolta en enfrentamiento con la policía

Escrito por  Héctor Briseño Abr 09, 2018

Familiares de Lumbraño Pérez niegan que hayan recibido a balazos a los efectivos

Versiones de los agentes estatales no coinciden con los testigos, señala Comunicación Social de Acapulco


El alcalde de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre, exigió a la Fiscalía General del Estado (FGE) una investigación seria, transparente y apegada a derecho, de la muerte del policía turístico municipal, José Antonio Lumbraño Pérez, de 33 años, ocurrida durante un enfrentamiento a balazos con la Policía del Estado, durante la madrugada del sábado, cuando el efectivo, asignado a la escolta del presidente municipal, se encontraba de civil en una reunión familiar en la vivienda de su madre, en la colonia Lucio Cabañas, en la periferia del puerto.

La mañana del domingo se llevó a cabo la ceremonia de cuerpo presente, en las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) municipal.

Familiares de Lumbraño Pérez desmintieron las versiones emitidas a través de medios no oficiales por la policía estatal, que refieren que elementos estatales acudieron a la colonia Lucio Cabañas, ubicada a un costado de la caseta de La Venta, en la autopista del Sol, tras escuchar detonaciones, y al llegar fueron recibidos a balazos por hombres que estaban ingiriendo bebidas alcohólicas.

Familiares de Antonio Lumbraño explicaron que se encontraban en una reunión familiar. Aseguraron que en diversas ocasiones, gritaron a los estatales que se trataba de un policía municipal, y señalaron que irrumpieron en la casa en que se encontraban, donde también robaron.

El hermano del escolta fallecido, Demetrio Lumbraño, recalcó que “exigimos justicia, queremos que investiguen; yo estuve presente, se les informó a los señores que el elemento era policía, pero les valió madre, llegaron disparando”, y negó que los ahí reunidos estuvieran tomando y que estuvieran armados.

Relató que “estábamos platicando en casa de mi mamá, pero llegaron unos muchachos de la colonia que no son bienvenidos a la casa, y posteriormente uno de ellos llegó con los policías del estado; antes de eso se escucharon tres detonaciones, antes de que llegaran a la casa, yo les dije tranquilos, porque llegaron con las armas por delante”.

Demetrio Lumbraño admitió que su hermano accionó su arma en defensa propia después de ser herido, por lo que un policía estatal resultó herido.

El director de comunicación social municipal, José Luis Méndez, advirtió que las versiones de la policía estatal al llegar al hospital para que su compañero herido de bala fuera atendido, no coinciden con las declaraciones de los testigos del hecho, pues los estatales señalaron que habían sido perseguidos.

Agregó que los elementos estatales recogieron los casquillos tras la refriega, sin esperar a que se efectuaran las diligencias periciales.

En el hecho, un policía estatal resultó herido de bala y fue trasladado a un hospital para su atención médica.

Fuentes estatales de seguridad no habían emitido una postura oficial a más de 24 horas del hecho.

Antonio Lumbraño terminó recientemente la licenciatura en Derecho y había acreditado los exámenes de control y confianza de la corporación de seguridad pública municipal. Actualmente su cargo era de policía tercero turístico, con antigüedad de ocho años y siete meses en la SSP municipal.

En su intervención durante la despedida del cuerpo del elemento caído, el alcalde manifestó que “esta situación nos duele, nos lastima, nos lacera. La violencia que se vive en Guerrero y en México ha cobrado la vida de personas valiosas”, y agregó que “lo que pasó hoy con nuestro amigo es una desgracia sin lugar a dudas”.

Velázquez Aguirre pidió a elementos de la corporación policiaca municipal demostrar su dignidad y valía para la sociedad; y recordó que al inicio de su gestión encontró a la SSP en ruinas.

Ya sin micrófono, debido a una avería, el presidente municipal se comprometió a que la familia del elemento fallecido no quedará desamparada, y exigió a la FGE castigo a los responsables de su crimen.

Subrayó que “hacemos un exhorto institucional y enérgico”, y añadió que “este hecho no debe quedar impune, no queremos medias cuentas ni cuentos”.

Velázquez Aguirre puntualizó que “este crimen no debe quedar impune ni el de nadie, las denuncias ante la Fiscalía no pueden dormir el sueño de los justos”.