“Somos médicos, no criminales”, corean en marchas los doctores en Guerrero Foto: Isaac Hernández

“Somos médicos, no criminales”, corean en marchas los doctores en Guerrero

Escrito por  Hercilia Castro, Dassaev Téllez Adame y Héctor Briseño Abr 09, 2018

Salen en defensa de un colega acusado de homicidio doloso de un menor en Oaxaca

Protestas en Zihuatanejo, Chilpancingo y Acapulco; los médicos no estudian para asesinar, señalan


Zihuatanejo, 8 de abril. Médicos de Zihuatanejo marcharon contra la criminalización de ese ejercicio y en apoyo al galeno detenido en Oaxaca, Luis Alberto Pérez, acusado de homicidio doloso de un menor.

Aglutinados en el movimiento nacional #TodosSomosLuis que defiende al doctor Luis Alberto Pérez, quien fue acusado por homicidio doloso, por la muerte de un menor que tuvo reacción alérgica a la anestesia, los médicos de Zihuatanejo salieron a marchar en defensa de su profesión.

Al grito de “Todos somos Luis”, “Somos médicos, no somos criminales”, “Ni aquí ni allá, ni un detenido más”, “No tenemos fármacos, no hacemos milagros”, recorrieron las calles desde la Unidad Médica Familiar (UMF) 8, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), hasta la cancha municipal.

Entrevistado al respecto, el doctor Francisco Ramírez Sánchez expresó que la marcha era en apoyo a su colega en Oaxaca, y lo que exigían al gobierno estatal y federal es que se cambie la tipificación del delito, ya que los médicos no estudian para asesinar.

“Exigimos a las autoridades judiciales que se modifique el código y que a nosotros los médicos no se nos juzgue como criminales en el ejercicio de nuestra profesión, porque actualmente así está legislado en la ley”, dijo.

Señaló que no estudian para ser criminales “exigimos a las autoridades correspondientes la liberación inmediata de nuestro compañero Luis, y que se le lleve, si es el caso, su proceso en forma libre”.

Al llegar a la cancha municipal, el doctor Miguel Merino exhortó a sus compañeros a que revisen las cláusulas de sus seguros médicos, ya que debido a que el galeno acusado fue abandonado por su aseguradora, ya que no alcanzaba a cubrir la fianza.

Subrayó que, en Zacatecas, sus colegas del IMSS han iniciado ya un movimiento para exhibir las deficiencias del sistema de salud, como la falta de insumos.

Merino reiteró que tienen que exigir en las instituciones que se les den los insumos, como medicamentos y equipo, ya que por falta de recursos no pueden atender como se debe a los pacientes.

“En el Seguro Social estamos más restringidos, pero debemos exigir que nos den el material necesario, las autoridades dicen lo contrario, pero nosotros que estamos ahí con los pacientes día a día, sabemos que no hay insumos, y eso lo podemos constatar, creo que debemos seguir el ejemplo de Zacatecas”, dijo.

Recalcó que deben exigirles a sus superiores que surtan de equipo para llevar a cabo una cirugía segura.

“Somos médicos no somos criminales, todos los médicos tratamos de hacer un trabajo loable en nuestras instituciones, a veces no tenemos fármacos para realizar nuestro trabajo, hacemos lo que podemos y nadie quiere lastimar a las personas, es parte de nuestra profesión, servir al prójimo”, dijo el doctor Yair.

Niegan que Luis Alberto Pérez haya cometido negligencia médica

Como parte de las actividades, convocadas por médicos y doctores de diversos estados del país, un grupo de galenos de Chilpancingo, marcharon por las calles y llegaron a realizar un mitin en la plancha de la plaza cívica Primer Congreso de Anáhuac.

Esto, luego de que el pasado dos de abril la Fiscalía de Oaxaca detuviera y encarcelara al doctor traumatólogo Luis Alberto Pérez Méndez, sin que concluyera el desahogo de pruebas y peritaje médico, por lo que le inculparon de homicidio doloso.

Cerca de treinta médicos se reunieron en el parque Margarita Maza de Juárez desde las nueve la mañana de este domingo, marcharon sobre las avenidas de los Insurgentes y Benito Juárez, para llegar al zócalo capitalino.

Durante este recorrido los médicos gritaban consignas como "No somos todos, nos falta Luis", "Estudiamos para ayudar no para matar" y "Luis somos Todos", entre otras, con eso exigían la liberación de su compañero oaxaqueño, ya que nunca incurrió en una negligencia médica como lo hicieron ver desde noviembre del año pasado.

También exigían que no se criminalizara su profesión como se pretende hacer con la nueva reforma de salud, donde se culpará al médico y no a la institución, además convocaron para que este 13 de abril todos los médicos se sumen al paro a nivel nacional.

El médico cirujano Rafael Calderón dijo que siempre es muy doloroso el fallecimiento de un paciente y a pesar de esto ellos siguen buscando ayudar a los enfermos.

Manifestó que no es justo que por esto y al no poder ayudar a alguien, se les culpe de asesinato, ahora tendrán miedo de realizar su profesión por el riesgo que existiría de ingresar a la cárcel.

La médico especialista Marlene Miranda pidió a los legisladores del Congreso de la Unión y del estado para hacer los cambios que sean necesarios para que los médicos no sean juzgados como criminales, ya que ellos jamás actuarán con dolo, a diferencia de un criminal que lo hace con toda la intención de matar; dijo que ellos estudian para salvar vidas, en ocasiones no se puede a pesar de hacer todo lo necesario, ya que ellos no son Dios para decir quién vive y quién no.

Que se nos juzgue, pero que no nos traten como criminales

Unos 200 médicos marcharon por la avenida costera Miguel Alemán, para exigir la libertad del médico Luis Alberto Pérez Méndez, especialista en traumatología y ortopedia, preso en Oaxaca desde el 2 de abril de 2018, acusado de homicidio doloso, por la muerte de un menor que presentó una mala evolución médica post operatoria, tras sufrir una lesión en el codo, lo cual culminó con su fallecimiento.

"No exigimos impunidad, sino justicia", señaló Nemesio Soberanis, representante del Frente de Trabajadores de la Salud del estado de Guerrero, quien fue el orador durante la movilización, la cual se llevó a cabo en diferentes ciudades de la República Mexicana.

Nemesio Soberanis recalcó que “los errores de los médicos son aislados y no tienen la intención de afectar la salud del paciente. Los errores se presentan también por falta de medicamentos y el prolongado tiempo de espera en la cita a los pacientes, por lo que se requiere más trabajadores que brinden atención médica”.

Médicos exclamaron consignas como “¡Pueblo, escucha el médico está en tu lucha!; “¡Luis, amigo, el gremio ésta contigo!; “¡Justicia no es venganza, proceso en libertad!”.

La caminata inició en el parque Papagayo y se dirigió hacia el zócalo de Acapulco.

Los manifestantes exigieron mayor personal médico para agilizar la atención de urgencias y elevar la satisfacción en el tratamiento de enfermedades, así como insumos y mejores condiciones de trabajo en el sector público.

El vicepresidente de la Federación Médica del estado de Guerrero, Jaime Jiménez Silva, explicó que “esta marcha es en apoyo a un compañero que fue detenido en días anteriores en la ciudad de Oaxaca, lo detuvieron por el fallecimiento de un bebé”.

Mencionó que “no queremos que los actos que los médicos realizan sean juzgados como si se tratara de un acto penal, debe hacerse una investigación, si hubo culpa o no, pero no tratarlo como si fuera un criminal”.

El médico manifestó que “la negligencia debe juzgarse, pero no es una acto penal, se trata de un acto civil, el médico no es un homicida”.

Jiménez Silva señaló que si un médico comete negligencia debe ser tratado conforme a la ley, y no como un criminal.

Explicó que “al médico Luis Pérez se le está tratando como criminal, por situaciones que no le competen está en la cárcel, se debe analizar su caso, los criminales están en las calles, los médicos no agredimos a los pacientes, si cometemos un error por omisión, por falta de pericia, se nos debe juzgar, pero que no nos traten como criminales”.