Desechos infecciosos entre la basura y humedad, en hospital general de Taxco Foto: Raymundo Ruiz Avilés / Vía Facebook

Desechos infecciosos entre la basura y humedad, en hospital general de Taxco

Escrito por  Raymundo Ruiz Avilés Abr 18, 2018

Desde cualquier ángulo, se aprecia la falta de mantenimiento en sus muros y fachada

Falta de mantenimiento, sala de espera en mal estado, contenedores saturados, son la constante


Taxco, 17 de abril. Humedad en las paredes por falta de mantenimiento, desechos médicos de curación, mezclados con basura, objetos administrativos y de papelería al aire libre en área de estacionamiento abierto, sin las mínimas medidas sanitarias de higiene y sala de espera en mal estado, y deplorable, es el estado en que se encuentra el hospital general de Taxco Adolfo Prieto.

El nuevo hospital, desde su construcción en el periodo del presidente Vicente Fox, presentó inconsistencias e irregularidades, lo que ha generado problemas en las estructuras y en varios de los espacios clínicos en la actualidad.

Desde cualquier ángulo, se aprecia la falta de mantenimiento en sus muros; uno de los ejemplos está en una de los muros de acero que  forman parte de la entrada al área del cuarto de máquinas, donde se observa la oxidación del material.

La fachada, producto del desgaste de los años, y el inmueble sometido al deterioro constante. Adelante, en los pocos espacios de áreas verdes hay basura y también el descuido.

En la fachada posterior del edificio, la humedad muestra en una parte de la serie de ventanas, el desprendimiento de la pintura y la cubierta que se le hizo.

En la sala de espera de urgencias, partes de las paredes de tablaroca están en mal estado. La suciedad y la mugre muestran el estado del centro hospitalario.

Al fondo, en uno de los espacios del estacionamiento abierto, hay alrededor de 15 contenedores apilados, sucios, fracturados, y repletos de material de curación, mezclado con desechos orgánicos e inorgánicos, sin el menor manejo sanitario y de higiene.

En unas de las partes, empleados del hospital encimaron una enorme bolsa negra abierta con material de papelería y administración. Los contenedores verdes se encuentran destapados y al aire libre. El material clínico está expuesto a la intemperie, mientras que el resto de la basura, también cubre gran parte de los depósitos. Hay plásticos, equipos para suero, empaques de jeringas, guantes, gasas, telas azules de quirófano, lámparas fluorescentes de 9 watts, unicel para comida, cáscaras de fruta, envoltorios de comida, papel sanitario, entre otros materiales que se combinan con el clínico.

Al fondo, hay zonas de material convertidos en cacharros, en una de las terrazas, varias decenas de garrafas blancas están apiladas y arrumbadas.