Padres de familia, alumnos y maestros de la escuela primaria Plan de Ayala bloquean el bulevar Vicente Guerrero, en Acapulco, para exigir a las autoridades la rehabilitación de su plantel. Padres de familia, alumnos y maestros de la escuela primaria Plan de Ayala bloquean el bulevar Vicente Guerrero, en Acapulco, para exigir a las autoridades la rehabilitación de su plantel. Foto: Rubén Vázquez Santiago

Bloquean padres y alumnos el bulevard; demandan reparar escuela en la Zapata

Escrito por  Héctor Briseño Sep 13, 2017

El inmueble es 42 años antiguo; lo dañó más el último temblor

Padres de familia y estudiantes de la escuela primaria Plan de Ayala, ubicada en la colonia Emiliano Zapata, bloquearon de manera total el bulevar Vicente Guerrero desde poco antes de las 9 de la mañana, uno de los principales accesos carreteros al puerto de Acapulco, para exigir la reparación del plantel donde estudian sus niños, pues tiene más de 40 años de antigüedad.

La manifestación concluyó poco después de las 10 de la mañana, luego de que, hasta el sitio, acudió el delegado de los servicios educativos de la región Acapulco-Coyuca de Benítez de la Secretaría de Educación Guerrero, Alfredo Miranda Vergara, quien se comprometió a gestionar una mesa de trabajo para buscar la mejor manera de resolver el conflicto.

Debido al sismo del pasado jueves de 8.2 grados en la escala de Richter, ocurrido frente a costas de Chiapas, paredes de la escuela sufrieron nuevas cuarteaduras, que se suman a las afectaciones que tenía el centro educativo, producto del sismo del 21 de agosto de 2013, de 6 grados en la escala de Richter, que tuvo epicentro 21 kilómetros al oeste de San Marcos.

Debido a ello, aproximadamente 600 niños, divididos en 18 grupos, iniciaron clases este ciclo escolar en la cancha techada, entre las jardineras y pasillos de la escuela, ubicada en una colonia de alta marginación y considerada de alto riesgo.

El plantel no fue incluido por autoridades estatales entre las seis escuelas que sufrieron daños en Acapulco por el temblor del pasado jueves, en lista que incluye en total a 52 centros educativos de la entidad, que deben ser supervisados por los daños sufridos en su infraestructura.

Mientras tanto, niños deben tomar clases sentados en el piso, otros divididos en grupos en la cancha de baloncesto techada.

El director de la escuela primaria Plan de Ayala, Ángel González Castrejón, reprochó que su escuela no está incluida entre las escuelas afectadas por el sismo de 8.2 grados.

Recordó que existe un dictamen de protección civil que data de 2013, que indica que es de alto riesgo que los infantes toman clases en sus aulas.

González Castrejón puntualizó que “la escuela tiene una antigüedad de 42 años, fue la primera que se construyó en la colonia Emiliano Zapata, por eso hacemos un llamado al gobernador Héctor Astudillo Flores”.

Expresó que “las columnas se agrietaron más con el último sismo, las trabes, los muros, por eso decidimos tomar clases afuera, para que el edificio (de dos pisos), no se nos venga encima”.