Perdón que promueve López Obrador no es ausencia de justicia, sostiene el Consejo Interreligioso

Escrito por  Héctor Briseño Ago 09, 2018

Es loable y positiva la propuesta del presidente electo, aplaude Cienfuegos Preciado


El presidente del Consejo Interreligioso de Guerrero, Salvador Cienfuegos Preciado, consideró como loable y positiva la propuesta del presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, de promover el perdón a quienes han hecho el mal, lo cual no representa, enfatizó el presbítero de la Iglesia católica, el olvido o la ausencia de justicia.

En entrevista, Cienfuegos Preciado enfatizó que perdonar no significa olvidar el daño, pues de alguna manera tiene que haber un acto de justicia.

Expresó que “en esta vertiente de violencia que hemos estado viviendo desde hace muchos años en todo el país, las iglesias, y muy en particular la iglesia católica, ha buscado romper ese círculo vicioso a través del perdón”.

Sostuvo que “el perdón es lo que ayuda a no revictimizar a la persona que ha sufrido el daño”.

Sin embargo, puntualizó que la justicia es necesaria, pues no hay justicia sin perdón.

El presidente del Consejo Interreligioso de Guerrero manifestó que “el perdonar debe salir del corazón de las personas, pero si se es un delincuente, no significa que hay que dejarle pasar por alto los daños que ha hecho, se tendrá que enfrentar con la justicia”.

Reflexionó que “ante una persona que acepta su culpabilidad la pena debe ser menor, si alguien depone su actitud debe haber ciertas consideraciones, lo que están llamando la amnistía quizá”.

Cienfuegos Preciado señaló que se tendrá que aplicar una sanción de acuerdo a esa actitud del delincuente que está deponiendo su comportamiento criminal.

Manifestó que “perdonar es algo que la Iglesia siempre ha propuesto para romper con el círculo vicioso en esta espiral de violencia, pues si el que ha sido víctima busca la venganza, nunca vamos a terminar con la violencia, y además el daño de la persona que ha recibido la violencia, de la víctima, se va haciendo más grande, es lo que llaman revictimización, y luego llega a la retaliación, que es cuando se convierte en una situación patológica totalmente”.

Advirtió que “corremos el riesgo de que la víctima se convierta en otro victimario, en otro agresor, en una persona que va hacer daño, buscando la venganza de lo que ha vivido”.

Recordó que la Iglesia católica en Acapulco puso en marcha los Talleres de perdón y reconciliación, donde asisten personas que han sido afectadas por la violencia.

Agregó que “lo que el próximo presidente de la República ha propuesto, lo elogio por eso, pero se tienen que buscar los medios y tiene que haber un consenso nacional”.

Adelantó que el próximo 14 de agosto se efectuará el Foro sobre libertad de conciencia, en la Universidad Americana de Acapulco, con la participación de más de 20 iglesias distintas.