Integrantes del Centro Morelos y colectivos de familiares de personas desaparecidas irrumpieron en el Congreso para exigir a los diputados no votar a favor de la propuesta a fiscal especial en Materia de Desaparición Forzada y Búsqueda de Personas Desaparecidas. Integrantes del Centro Morelos y colectivos de familiares de personas desaparecidas irrumpieron en el Congreso para exigir a los diputados no votar a favor de la propuesta a fiscal especial en Materia de Desaparición Forzada y Búsqueda de Personas Desaparecidas. Foto: Isaac Hernández

Irrumpen activistas y familiares de desaparecidos en el Congreso local

Escrito por  Citlal Giles Sánchez y Dassaev Téllez Adame Dic 15, 2017

Exigen no votar a favor de Rendón Ramírez como fiscal especial


Chilpancingo, 14 de diciembre. Integrantes del Centro Morelos y colectivos de familiares de personas desaparecidas irrumpieron en el Congreso para exigir a los diputados no votar a favor de la propuesta a fiscal especial en Materia de Desaparición Forzada y Búsqueda de Personas Desaparecidas, María Guadalupe Rendón Ramírez.

Este jueves se tenía programada la última sesión de este periodo ordinario y se esperaba la aprobación de Guadalupe Rendón como fiscal especial en Materia de Desaparición Forzada y Búsqueda de Personas Desaparecidas, por lo que desde las 11 de la mañana, colectivos de familiares desaparecidos de diversas regiones del estado se concentraron en las afueras del Congreso para protestar contra esta posible ratificación a la propuesta enviada por el fiscal general del estado, Xavier Olea Peláez. Sin embargo hasta las 2 de la tarde, los manifestantes no habían tenido respuesta ni atención de los diputados.

En una breve conferencia de prensa, uno de los familiares manifestó que no permitirán que les impongan a una fiscal especial que no representa a las víctimas, “no queremos a la fiscal y si nos las imponen haremos otros tipo de manifestaciones; ahorita venimos en son de paz con las fotos de nuestros desaparecidos, pero si no nos hacen caso empezaremos a utilizar la violencia porque para dejar pasar el tiempo sí son muy buenos y nosotros ya hemos esperado mucho tiempo y no tenemos a nuestros familiares con nosotros”.

Lo que molestó a los manifestantes es que la sesión estaba por empezar y las puertas de cristal que dan al recinto estaban cerradas, lo que no sucede en otras ocasiones, “lo que nos encabrona, y tendremos que empezar a empujar la puerta y entrar por la fuerza, no tenemos armas, no somos delincuentes, no somos vándalos, somos familiares de desaparecidos”.

Ante la negativa de recibirlos, los manifestantes a grito de “¡Justicia!” y “¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!” empujaron las puertas de cristal e irrumpieron al recinto legislativo. “Esta es la casa del pueblo y así nos tratan”, gritó uno de los manifestantes a los escasos diputados que ya estaban en la Sala de Plenos.

Algunos diputados soltaron algunas risas, por lo que otra de las madres les gritó que “a esos que se están riendo, ojalá el día de mañana no les vayan a quitar a un ser querido y les duela como nos está doliendo a nosotros”.

El director del Centro Morelos, Manuel Olivares, leyó un documento en el que piden a los diputados no aprobar la propuesta presentada por el FGE, para que encabece la Fiscalía Especializada en Materia de Desaparición Forzada y Búsqueda de Personas Desaparecidas, Guadalupe Rendón. “No la queremos porque nunca ha dado un resultado en beneficio de los cientos de víctimas que hay en el Estado, no ha dado ningún resultado por el contrario ha revictimizado a las personas cuando acuden a pedir su apoyo”.

De igual forma, pidió que se publique una convocatoria abierta para que los familiares de personas desaparecidas puedan emitir su opinión libre y analicen los perfiles de las propuestas a este cargo; exigieron a los diputados legislar para que la Fiscalía Especializada sea autónoma, tenga recursos económicos, materiales y humanos propios y que no dependa de la FGE, ni del gobernador “para que pueda hacer un trabajo limpio y transparente y que proporcione a los familiares de los desaparecidos verdad, justicia y la reparación integral del daño; queremos que busquen a los familiares vivos o muertos pero que aparezcan y lo más importante que no se repitan estos hechos”.

El presidente de la Mesa Directiva del Congreso, Eduardo Cueva Ruiz, les manifestó que el caso de la fiscal especial en materia de Desaparición Forzada se está analizando. Luego aseguró que las puertas del Congreso siempre han estado abiertas para establecer el diálogo, y agregó que la Junta de Coordinación Política (Jucopo), que preside la priísta Flor Añorve, sería quien los recibiría para escuchar su demanda.

Finalmente la diputada de Morena, María de Jesús Cisneros Martínez, así como los diputados Ricardo Mejía, de MC, y Eduardo Cueva, del Partido Verde, salieron al lobby del Congreso para escuchar los reclamos de los manifestantes.

El ingreso al Congreso

Representantes de colectivos de familias de desaparecidos de Chilapa, Chilpancingo e Iguala optaron por usar la fuerza para entrar a la sesión del Congreso estatal, esto luego de ser engañados para desalojar el inmueble que alberga al recinto legislativo de Guerrero; posteriormente les cerraron las puertas de acceso para que los diputados sesionaran de manera normal.

Luego de permanecer al menos una hora en la entrada del Congreso, optaron por solicitar el acceso diciendo que estarían presentes en la presentación del libro Seguridad Ciudadana, reconstruir al estado de Derecho del diputado de Movimiento Ciudadano Ricardo Mejía Berdeja; ya dentro de la sala José Francisco Ruiz Massieu, las familias pidieron se dejara de restringir el acceso y el derecho a protestar, también pidieron se les diera la oportunidad de subir a tribuna a exponer su petición frente al pleno que sesionaría más tarde.

Al término de la presentación, los representantes de los colectivos de desaparecidos decidieron permanecer dentro del inmueble en una de las galerías para esperar la sesión de los diputados, luego de esperar por una hora que empezara la sesión, guardias de seguridad que trabajan en el Congreso les pidieron que desalojaran el recinto, porque se había suspendido la sesión y cambiado de fecha.

Al hacer caso a esta instrucción y abandonar el recinto, los guardias les cerraron las puertas, mientras al interior los diputados ingresaban al recinto legislativo para sesionar de manera normal.

Cerca de media hora pasó fuera del inmueble y en conferencia de prensa, con reporteros que también habían sido desalojados del lugar informaron del engaño que habían sufrido; posteriormente, pidieron el acceso al recinto, cosa que se les negó por parte de los guardias, quienes les dijeron que eran órdenes de la mesa directiva.