Ante los trabajos que se están efectuando en la bóveda de la parroquia de Santa Prisca y San Sebastián, fueron colocadas las letras volumétricas de Taxco fuera del monumento histórico, como un atractivo para los turistas. Ante los trabajos que se están efectuando en la bóveda de la parroquia de Santa Prisca y San Sebastián, fueron colocadas las letras volumétricas de Taxco fuera del monumento histórico, como un atractivo para los turistas. Foto: Raymundo Ruiz Avilés

Daños por el sismo no ponen en riesgo la parroquia de Santa Prisca: especialistas

Escrito por  Raymundo Ruiz Avilés Sep 28, 2017

Dan lectura al primer dictamen de expertos en restauración de inmuebles del INAH

Se trabaja en una estrategia de acciones de prevención y de conservación emergentes, indican


Taxco, 27 de septiembre. El monumento histórico del siglo 18 de la parroquia de Santa Prisca y San Sebastián “se comportó muy bien ante el movimiento sísmico, por lo que los daños registrados no ponen en riesgo la permanencia de este invaluable lugar”, dictaminaron esta noche, los especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Carlos Augusto y Víctor Gallardo, responsables de la valoración del inmueble.

En una reunión, donde estuvieron los representantes e involucrados del monumento histórico, así como el párroco, Osvaldo Gómez Sandoval, se dio lectura al primer dictamen que expertos en restauración de bienes muebles e inmuebles, ingeniería civil y arquitectura hicieron al templo religioso.

En un documento, los responsables recordaron la llegada del grupo de ocho especialistas del centro INAH-Zacateas para la valoración de los daños del inmueble cultural, ocasionados por el sismo de 7.1 grados en la escala de Richter del 19 de septiembre.

En la reunión de esta noche en el curato del templo religioso, se dio a conocer que “una vez que revisó la estabilidad estructural de muros, bóvedas, cúpulas y torres, se constató que el inmueble en general, se comportó muy bien ante el movimiento sísmico, y los daños no ponen en riesgo la permanencia del invaluable monumento”.

Ante esto, se comentó que con el INAH se trabaja en una estrategia de acciones de prevención y de conservación emergentes , las cuales dieron inicio el lunes, como lo dio a conocer, La Jornada Guerrero.

Además, se mencionó, se trabaja en la revisión minuciosa del interior de la nave principal, donde se “constató que la estructura de los retablos está estable, y no hay daño en sus elementos ornamentales; se está evaluando la estabilidad de la totalidad de los aplanados de las bóvedas por intradós para descartar la posibilidad de algún desprendimiento, y se verifica a través de una estación de topografía la nivelación del piso de madera de nave y transepto para descartar cualquier riesgo”.