El alcalde de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva, en conferencia de prensa, declaró que después de dos días de trabajos la ciudad se encuentra libre de basura El alcalde de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva, en conferencia de prensa, declaró que después de dos días de trabajos la ciudad se encuentra libre de basura Foto: Dassaev Téllez Adame

Nuevo tiradero en Chilpancingo no cuenta con estudios ambientales, acepta Leyva Mena

Escrito por  Arturo de Dios Palma Oct 07, 2017

En conferencia de prensa, informa que se reaunudó el servicio de recolección de basura

Además, asegura contar con pruebas de que el PRD alentó a la gente a tirar la basura en las callles


Chilpancingo, 6 de octubre. El predio donde el ayuntamiento de Chilpancingo está tirando la basura que se acumuló en las calles durante seis días, no cuenta con los estudios ambientales, reconoció el alcalde, Marco Antonio Leyva Mena quien, dijo, son necesarios.

Además, aseguró que el PRD fue quien alentó a la gente a tirar la basura a las calles que provocó la emergencia sanitaria.

En conferencia de prensa, Leyva Mena informó que se restableció el servicio de recolección de basura en la capital, después de que seis días estuvo sin que se recogiera.

Leyva Mena indicó que el PRD está utilizando la emergencia sanitaria por la basura.

Explicó que en tres horas la ciudad se ensució porque perredistas alentaron a la gente a tirar la basura en varios puntos, incluido en el centro de la ciudad.

Leyva Mena indicó que tiene pruebas, con videos, que perredistas provocaron la emergencia.

Este jueves, el gobierno de Chilpancingo anunció que de manera provisional los desechos serán tirados en el predio Los Astudillos, ubicados al norte de la ciudad, sin que cumpla con las normas ambientales.

Jesús Vargas Vargas, secretario general del ayuntamiento, señaló que este lugar funcionará de manera provisional en tanto una empresa sanea el tiradero de basura de la comunidad de El Platanal, en Zumpango.

El ayuntamiento de Chilpancingo comenzó a tirar la basura en El Platanal porque el único basurero que tenía lo suspendió a finales de enero de manera definitiva un juez.

De hecho tuvo que haber sido clausurado desde hace cuatro años, cuando las 11 hectáreas que lo conforman se atiborraron a lo ancho, a lo largo y a lo alto. Uno de los motivos que determinaron en la decisión de los jueces fue el riesgo de un incendio por el contacto entre la basura y los cables de alta tensión.

Los jueces también ordenaron el cierre por el incumplimiento de la norma 083 de Semarnat, por el mal manejo de los desechos.

Sin embargo, debido a que el ayuntamiento de Chilpancingo dejó de pagar a la empresa Lixo Proyectos Ambientales los trabajos de saneamiento en el tiradero, el gobierno de Zumpango ya no permitió que se siguiera depositando los desechos que se recolectan en esta capital.

El alcalde de Zumpango, Pablo Higuera Fuentes, afirmó que no permitirán que ingrese más basura a este tiradero.

“El alcalde Leyva incumplió con el acuerdo ya que este tiradero debió de cerrarse desde agosto y pasar a la etapa de saneamiento, pero no le pagó a la empresa el resto del dinero”, dijo.