Integrantes de la Unión de Indígenas Radicados en Acapulco marcharon sobre la Costera Miguel Alemán, con motivo del Día de la Raza y para protestar contra el ayuntamiento por falta de reconocimiento a las etnias que residen en el puerto. Integrantes de la Unión de Indígenas Radicados en Acapulco marcharon sobre la Costera Miguel Alemán, con motivo del Día de la Raza y para protestar contra el ayuntamiento por falta de reconocimiento a las etnias que residen en el puerto. Foto: Raúl Aguirre

Marchan indígenas por la Costera; exigen ser tomados en cuenta por los gobiernos

Escrito por  Héctor Briseño Oct 13, 2017

Critican que los programas de beneficio social tengan tintes políticos y partidistas

Reprochan que funcionarios asignados a su sector no los representen, ni los atiendan como debieran


Grupos de pobladores indígenas del puerto marcharon por la costera Miguel Alemán, para exigir ser tomados en cuenta en planes de gobierno y políticas públicas.

La Unión de Indígenas Radicados en Acapulco (Uira), reprochó que funcionarios asignados a dependencias de atención a grupos indígenas no los representan ni los atienden cómo debe ser.

Acusaron que el gobierno municipal les entregó vales de despensas, de láminas y otros apoyos, el 9 de septiembre de 2016, los cuales no han sido hecho efectivos.

La caminata con motivo de los 525 años de resistencia indígena, este 12 de octubre, comenzó en la glorieta de La Diana y se dirigió al palacio municipal, donde los manifestantes bloquearon la avenida Cuauhtémoc por unos momentos, antes de instalarse en las escalinatas del palacio municipal, en espera de ser atendidos.

Los manifestantes exigieron la destitución del secretario de Asuntos Indígenas y Comunidades Afromexicanas del gobierno estatal, Gilberto Solano Arriaga; y de Iris Rosas Sereno, directora de asuntos étnicos municipal.

La movilización inició alrededor de las 11 de la mañana.

El contingente fue encabezado por un grupo de danza tradicional, que fue el encargado de portar los ritmos y la mezcla de olores ancestrales, flores mexicanas y suaves cánticos sobre en la franja turística: “¡la mexicanidad, es la danza azteca de la gran Tenochtitlán!”.

Al llegar al palacio municipal, criticaron que los programas de beneficio social son entregados con tintes políticos y partidistas.

Flores Allende Montiel, consejero estatal de la Gubernatura Nacional Indígena, expresó que “el gobierno de Acapulco fue al municipio de Copalillo a entregar despensas, donde no hubo daños ni del sismo, ni de las lluvias”.

Cuestionó que “por que van a entregar despensas tan lejos, cuando en Acapulco nuestros indígenas no les dan, es algo incongruente, estamos en contra de que vayan a apoyar a otro gobierno, porque es perredista, solo porque es perredista, no van porque los indígenas están sufriendo, en Acapulco hay mucha discriminación”.

Allende Montiel detalló que en Acapulco hay cuatro pueblos originarios; náhuatl, mixteco, tlapaneco y amuzgo.

Enfatizó que “queremos leyes y reglamentos a favor de indígenas, lo primero que nos dicen en el ayuntamiento es que no hay reglas que nos asistan o nos defiendan”.

Reclamó que “los indígenas también votamos, también trabajamos para ellos en las campañas, y no nos quieren cumplir las promesas, no tenemos despensas, no tenemos láminas”.