Amuzgas exponen sus productos artesanales en la cabecera municipal de Xochistlahuaca. Amuzgas exponen sus productos artesanales en la cabecera municipal de Xochistlahuaca. Foto: Misael Damián

Artesanas de Xochistlahuaca quieren vender directamente sus productos

Escrito por  Misael Damián Oct 22, 2017

Buscan obtener más ganancias, indica líder del Telar de Ilusiones


Ometepec, 21 de octubre. La amuzga de la comunidad de El Santiago del municipio de Xochistlahuaca, Rosalba Vázquez Tranquilino, presidenta de la organización de artesanas Telar de Ilusiones, dijo que se están organizando para que sus productos artesanales sean expuestos y vendidos por ellas en el mercado nacional e internacional para que obtengan más ganancias.

Entrevistada en la cabecera del Pueblo Amuzgo, expuso que desde años atrás las artesanas cuando ya tienen algún producto artesanal terminado bajan a Xochistlahuaca a venderlo, pero debido a que las personas a quienes les venden, tienen que revenderlas y, para obtener más ganancias les aumentan el costo, lo que se dan cuenta que ellas ganan menos que la persona quien revende, “por eso creamos la asociación Telar de Ilusiones para que nosotras que tejemos ganemos más”, dijo.

Dijo que las personas que le compran son de la cabecera municipal y de la comunidad de Guadalupe Victoria (localidad más grande de Xochistlahuaca), y ellas que provienen de comunidades pequeñas como El Santiago, Llano del Carmen, Plan de los Muertos, Plan de Pierna, entre otras comunidades que bajan los domingos para comprar  los huipiles, blusas, manteles, servilletas, y otros productos que se hacen con el telar de cintura.

Expuso que han analizado la situación y decidieron organizarse para buscar mercado a sus productos “estamos decididas ir a otras partes para vender nuestros productos, porque aquí compran barato nuestras prendas”. Agregó que primero visitarán otros lugares para investigar los costos que tienen cada prenda que se hacen con telar de cintura.

Relató que el telar es un trabajo que realizan las mujeres amuzgas y en algunos caso también los hombres, en el caso de las mujeres las niñas de diez años ya saben hacer pequeñas prendas con telar de cintura, “empiezan a elaborar blusas para niñas y ya después avanzan con huipiles, servilletas, huipiles de diferentes tamaños, y otras prendas”, dijo.

Explicó que la elaboración de las prendas requiere de un gran esfuerzo y ejemplificó: las blusas por ejemplo tardan en hacerlo entre cuatro o cinco días cada una, en el caso de un huipil floreado más de un mes, “todos los días desde la mañana hasta que entre el sol”, abundó los diferentes palos y madera que utilizan para tejer los buscan en el monte o en su caso los mandan a hacer.

El ayuntamiento en varias etapas ha apoyado con hilos y demás materiales que se utilizan para el telar de cintura y también ha buscado mercado para que las artesanas vendan sus productos a buen precio; hace unos días entregó el apoyo de 3 mil pesos a cada artesana y un kid que contiene materiales para este trabajo, acto que fue presenciado por el Fondo Nacional para el  Fomento de las Artesanías (Fonart) y la Secretaría de Fomento y Desarrollo Económico (Sefodeco).