¿Golpeteo a la oposición?

Escrito por  Oct 24, 2017

Perplejo aún, sin recuperarse del todo del impacto que le causó la noticia del asesinato de su compañero el luchador social Ranferi Hernández Acevedo, Eloy Cisneros Guillén reclama que la Fiscalía General del Estado (FGE) investigue a fondo y cuanto antes el caso.

Si mataron a Ranferi, dice enfático el luchador social, ¿qué esperamos otros compañeros que estamos luchando por democracia, por los derechos humanos?

Entre los impulsores de la candidatura de Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia de la República por Morena cunde la extrañeza de que en cuestión de horas de diferencia, promotores de AMLO hayan sufrido dos actos violentos que consideran intimidatorios.

El día 13, unos 60 militares allanaron oficinas en el edificio de la Coprera, en Ejido y Calle 6, donde sesiona el Frente Progresista Guerrerense (FPG), le quitaron las llaves al vigilante y las dejaron cerradas, y colocaron candados en una bodega de la agrupación.

En conferencia de prensa, los integrantes del FPG Jorge Luis Salas Pérez, presidente de la Unión Mercantil de Copreros, que posee la titularidad del inmueble, Isaías Arellano Maldonado y José Jaimes Requena, comisionado de Gestión Social del Frente, denunciaron que no hay ningún juicio sobre el edificio, por lo que encontraron injustificada la acción de los militares.

Luego, el sábado 14 por la noche, Ranferi Hernández Acevedo fue calcinado dentro de su camioneta junto con su esposa, su suegra y su chofer, en la carretera Ahuacuotzingo-Chilapa, en la región Centro de Guerrero, a unos cuantos pasos de un retén militar.

Para el secretario de Organización del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Juan Carlos Manríquez, los atentados contra militantes de izquierda, y particularmente contra quienes han expresado su interés de participar en la campaña en favor de Andrés Manuel López Obrador, tienen un claro tinte político.

El presidente estatal del PRD en Guerrero, Celestino Cesáreo Guzmán, culpó a los gobiernos federal y estatal del asesinato de Ranferi, “por su incompetencia” en el combate a la violencia.

Entre los militantes de izquierda se percibe la sensación de que priva en el gobierno el propósito de golpear de diversas formas a los seguidores de López Obrador al ver en él una posibilidad real de que resulte ganador en la próxima contienda electoral. n